La migración a la ISO 45001 se amplía hasta septiembre de 2021

Debido a la crisis provocada por el COVID-19 International Accreditation Forum (IAF) ha ampliado el plazo de migración de la OHSAS 18001:2007 a la ISO 45001:2018 hasta el 30 de septiembre de 2021. AENOR, en consonancia con las circunstancias actuales y siguiendo las directrices internacionales establecidas, está ofreciendo a sus clientes, entre otras acciones, la posibilidad de llevar a cabo las auditorías programadas para 2020 en remoto para poder facilitar esta transición.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
Ignacio Bielza
Auditor Jefe
AENOR

La situación generada por la crisis del COVID-19 ha llevado a International Accreditation Forum (IAF) a publicar una nueva directriz sobre el plazo para llevar a cabo el proceso de transición de las certificaciones OHSAS 18001: 2007 a ISO 45001: 2018 de gestión de la seguridad y salud en el trabajo.

 

La fecha inicial prevista para que las organizaciones pudieran realizar esta migración estaba estipulada para el 11 de marzo de 2021 y ahora, como consecuencia provocada por la pandemia, se ha ampliado hasta el 30 de septiembre de 2021. Las organizaciones certificadas en OHSAS 18001:2007 cuentan, por tanto, con un mayor plazo para poder adaptar y migrar sus sistemas de gestión a la ISO 45001:2018.

 

AENOR, en consonancia con las circunstancias actuales y siguiendo las directrices internacionales establecidas, está ofreciendo a sus clientes la posibilidad de llevar a cabo las auditorías programadas para 2020 en remoto para poder facilitar esta transición. Esta alternativa la están adoptando un elevado número de organizaciones, ya que permite no retrasar el proceso de auditoría y coloca a las organizaciones en una mejor posición para recuperar lo antes posible la actividad normal una vez superada la crisis del coronavirus.

 

Además, desde que se publicara la Norma ISO 45001, AENOR ha estado trabajando para facilitar la migración de las organizaciones. Así, por un lado, ha formado a los responsables, técnicos y auditores en el conocimiento de la norma, actualizando y mejorando sus procesos de gestión. Y, por otro, ha organizado acciones formativas abiertas al público y a nuestros clientes, realizando gap análisis en los sistemas de las empresas.

 

Las organizaciones que ya han realizado la migración de OHSAS 18001 a la ISO 45001 se han dado cuenta de que la mayoría de los requisitos y apartados identificados en la nueva norma no son del todo desconocidos. Así una gran mayoría de ellos ya estaban incluidos en OHSAS 18001, por lo que se reduce considerablemente la lógica incertidumbre inicial. Si a esto se le añade que la organización ya tiene implantados otros sistemas de gestión con normas ISO que comparten la Estructura de Alto Nivel, la incertidumbre se minimiza aún más.

Las empresas que quieran realizar la migración de sus certificados OHSAS 18001 a ISO 45001:2018 pueden contactar con AENOR para realizar un gap análisis.

 

El gap análisis les permite programar y planificar correctamente la auditoría para culminar el proceso de migración de forma satisfactoria. Además, las empresas pueden descargarse de manera gratuita una guía de ayuda para realizar la migración.

El contexto de la organización

La gran novedad y principal cambio en la Norma ISO 45001 es la necesidad de identificar y situar a la organización en su contexto. Es precisamente esta nueva perspectiva, mucho más amplia y estratégica que la marcada por OHSAS 18001 o la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la que permite contemplar y valorar con mayor amplitud todo aquello que puede afectar positiva y negativamente a la organización.

Cuestiones externas como las culturales, sociales, legales y hasta las relacionadas con entornos internacionales; y de forma interna aquellas otras como las estrategias, estructura de la organización, procesos o recursos son aspectos que hasta el momento no se habían valorado en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo.

 

Para conseguir resultados vinculantes, completos y eficaces es necesaria la participación y aprobación directa de la alta de dirección en este análisis estratégico del contexto de la organización.

 

Dicho análisis se podrá llevar a cabo mediante la metodología que la organización estime más conveniente. Las más utilizadas son la herramienta DAFO que identifica y prioriza las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades; PEST y PESTEL, que contempla variables políticas, económicas, sociales, tecnológicas, ecológicas y legales; POAM, que permite identificar y valorar el Perfil de Oportunidades y Amenazas en el Medio; el benchmarking; o el modelo PORTER, que identifica cinco fuerzas: Competidores, Compradores, Proveedores, posibles nuevos Concurrentes y Sustitutos, y sus interrelaciones.

El plazo estipulado IAF para llevar a cabo la migración, ahora hasta septiembre de 2021, es suficiente y adecuado siempre que las organizaciones no se descuiden en sus programaciones y planes para llevar a cabo este proceso

Identificar y evaluar riesgos

Una vez definidas todas esas cuestiones, la siguiente novedad que se incluye en la Norma ISO 45001 radica en que la organización debe identificar y evaluar otros riesgos en un segundo nivel, mediante el análisis o metodología que resulte más sencilla y apropiada. Se trata de los riesgos relacionados con el establecimiento, la operación y el mantenimiento del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo, es decir, de todas aquellas actividades que se hayan relacionado en el Mapa de Procesos.

 

Todo esto se deberá llevar a cabo sin dejar de atender y cumplir con la obligación de realizar la Identificación y Evaluación de Riesgos Laborales, que forma parte de un tercer nivel donde se identifican y evalúan los riesgos generados por el trabajo y actividad de la organización.

Liderazgo y compromiso

Por último, la Norma ISO 45001 incluye el concepto de liderazgo y compromiso como requisito transversal. Se trata de una cuestión muy relevante y necesaria si se quiere implantar un modelo de gestión útil, eficaz y que aporte a la organización la mejora necesaria en todos sus procesos.

 

El liderazgo resulta ineludible para hacer funcionar verdaderamente un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo en una organización donde todas sus áreas, procesos, trabajadores, centros, etc. se encuentren involucrados y comprometidos; siempre desde la alta dirección y como mejores embajadores favoreciendo la cultura, valores y actitudes seguras y preventivas. Por ello, su compromiso es fundamental para implantar con éxito la ISO 45001.

 

Alguno de los conceptos y requisitos de la Norma ISO 45001 se encuentran próximos a la legislación en prevención de riesgos laborales, esto es, la Ley 31/1995, lo que indica que ambos documentos están orientados en una misma dirección, por lo que se puede confirmar que ambos son compatibles y complementarios.

La Norma ISO 45001 incluye el concepto de liderazgo y compromiso como requisito transversal. Se trata de una cuestión muy relevante y necesaria si se quiere implantar un modelo de gestión útil, eficaz y que aporte a la organización la mejora necesaria en todos sus procesos

Acreditada por ENAC

AENOR es una de las primeras entidades de certificación que ha obtenido la acreditación de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para certificar Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo conforme a la Norma ISO 45001.

 

El plazo estipulado IAF para llevar a cabo la migración, ahora hasta el septiembre de 2021, es suficiente y adecuado siempre que las organizaciones no se descuiden en sus programaciones y planes para llevar a cabo este proceso. AENOR las acompaña en este camino ayudando en diferentes aspectos: formación sobre ISO 45001, elaboración del gap análisis para determinar planes de acción y realización de auditoría externa en remoto donde se evaluará la conformidad con la misma.

 

La Norma ISO 45001 aportará beneficios a las organizaciones porque, más allá del cumplimiento de las obligaciones legales, la norma involucra y compromete a todas las partes, identifica objetivos y oportunidades de mejora, asegura la distribución de la comunicación, enfatiza la participación y consulta de todos los trabajadores, verifica el cumplimiento de los procesos mediante controles operacionales y auditorías, y determina la necesidad de identificar indicadores respecto a su mapa de procesos y actividades de la Seguridad y Salud en el Trabajo de forma se pueda conocer periódicamente el grado de cumplimiento, reportando a la Dirección el resultado de los mismos.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.