BIM: la transformación digital llega a la construcción

El sector de la construcción no ha permanecido ajeno a la situación provocada por crisis del COVID-19, teniendo que rediseñar infraestructuras públicas para cubrir las necesidades sociosanitarias derivadas de la alerta sanitaria; o levantar estructuras temporales en un tiempo récord. Para alcanzar estos retos, la metodología colaborativa BIM ha sido una herramienta de gran ayuda. Y AENOR ha desarrollado un esquema de certificación para la evaluación de los modelos de la información de proyectos de edificación y la obra civil basados en BIM.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
José Andrés Martínez
Gerente Sector Construcción
AENOR

Al igual que el resto de las actividades, el sector de la construcción no ha permanecido ajeno a la crisis sanitaria del COVID-19. Si bien la dificultad inicial para establecer medidas de seguridad y salud para las personas que trabajan en las obras hizo paralizar o reducir su actividad, hemos visto como de forma paralela infraestructuras públicas existentes se rediseñaban para cubrir las necesidades sociosanitarias derivadas de la alerta sanitaria; o como se levantaban estructuras temporales en un tiempo récord. Sin duda, la metodología colaborativa BIM (Building Information Modeling) ha ayudado a alcanzar estos retos.

 

Ante lo que muchos pudieran pensar, BIM no es una herramienta de software que permite la evolución de los sistemas de modelado clásicos en plano a un formato digital. BIM es una metodología de trabajo para la creación y gestión de un proyecto que, de forma colaborativa, centraliza toda la información generada por todos los agentes que participan en el ciclo de vida del activo, convirtiéndose en una herramienta clave en su gestión.

 

El sistema de gestión de la información empleando BIM permite incorporar a los planos tradicionales información geométrica, cantidades y propiedades de los elementos constructivos, de los tiempos de ejecución, de los costes asociados al proyecto, aspectos ambientales y del mantenimiento.

 

Es por ello por lo que el uso de BIM va más allá de la fase de diseño, extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio. Ente las ventajas de emplear BIM en un activo de construcción podríamos destacar:

 

  • Mayor colaboración y comunicación entre los diferentes agentes
  • Permite la visualización del proyecto completo antes de su ejecución
  • Coordinación mejorada y detección de conflictos antes de la ejecución
  • Reducción de costes y mitigación del riesgo asociado a la ejecución y operación del activo
  • Programación / secuenciación mejorada

Marco normativo

Si bien esta metodología de trabajo lleva aplicándose de forma intensa en países anglosajones, donde es requerida para las licitaciones públicas, en España su uso se está implementando ahora, impulsada en parte por compañías que venían desarrollando su actividad en un ámbito internacional. Con la publicación por UNE de las primeras normas de la familia UNE-EN ISO 19650, que trasladan al marco internacional las PAS 1192 británicas, los diferentes agentes ya encuentran un marco normativo en el que apoyarse para facilitar una transición armónica y paulatina hacia la transformación digital en el sector de la construcción.

Desde el subcomité técnico de normalización de UNE CTN 41/SC 13 Organización de modelos de información relativos a la edificación y la obra civil se está abordando todo un abanico de normas técnicas internacionales que pretenden cubrir el espectro de necesidades básicas en el ciclo de vida de un activo de construcción que es gestionado bajo la metodología BIM.

La certificación AENOR BIM establece que las organizaciones deben dotarse de recursos humanos cualificados en esta metodología; y también tecnológicos para el desarrollo del modelo de información en un entorno, donde todos los agentes implicados participan de forma colaborativa

Evaluación de la conformidad

AENOR ha desarrollado la certificación de la gestión de la información al utilizar BIM en proyectos de construcción. Esta certificación se realiza de conformidad con los requisitos establecidos en el reglamento particular de AENOR, E12.01 que, a su vez, se fundamenta en los criterios de las Normas UNE-EN ISO 19650-1 Organización y digitalización de la información en obras de edificación e ingeniería civil que utilizan BIM (Building Information Modelling). Gestión de la información al utilizar BIM (Building Information Modelling). Parte 1: Conceptos y principios y UNE-EN ISO 19650-2 Organización y digitalización de la información en obras de edificación e ingeniería civil que utilizan BIM (Building Information Modelling). Gestión de la información al utilizar BIM (Building Information Modelling). Parte 2: Fase de desarrollo de los activo.

 

El propósito de la certificación AENOR de gestión de la información al utilizar BIM es la evaluación del compromiso de las organizaciones en su función como parte contratante, parte contratada principal o parte contratada respecto con los conceptos, principios y requisitos que sirven de apoyo a la gestión y producción de información según lo indicado en las Normas UNE-EN ISO 19650-1 y UNE-EN ISO 19650-2, siendo su alcance la fase de desarrollo de un activo de la construcción.

 

Para ello AENOR ha establecido dos tipos de certificados. AENOR BIM2, que podrá ser solicitado por aquellos agentes de la construcción cuya función principal sea la de parte contratante o parte contratada principal; y el certificado AENOR BIM2 Ready para empresas que deseen evaluarse respecto a los requisitos que las normas establecen para las partes contratadas.

 

En estas evaluaciones AENOR se apoya en su experto equipo auditor que verifica cómo la organización dispone de los recursos humanos, formación y experiencia adecuada, soporte tecnológico adecuado y el sistema de gestión necesario para cubrir todas las actividades de la fase de desarrollo del activo asignadas a la función declarada.

Proceso de evaluación

Cuando una organización quiera acceder a la certificación AENOR BIM2 deberá cumplimentar un cuestionario de información que permitirá dimensionar el proyecto de certificación en función del número de centros de trabajos donde se utiliza BIM, parte que asume respecto a la certificación, área de actuación (edificación, obra civil o industrial) y actividad que desempeña la organización.

Una vez dimensionado el proyecto de certificación, se realiza una preevaluación del cumplimiento de las exigencias. Para ello, la organización cumplimentará un informe que recoge todos los requisitos establecidos por las normas para la función definida y que se evaluará por AENOR sin necesidad de acudir a los centros de trabajo.

 

Tras la valoración satisfactoria de esta preevaluación se procederá a realizar la auditoría in sit” donde se confirmarán con las evidencias oportunas el cumplimiento de las exigencias establecidas en la parte 1 y 2 de la 19650.

 

Durante el proceso de auditoría también se evaluarán una serie de elementos de carácter organizativos que se consideran necesarios para mantener el sistema de información empleando BIM.

 

Como resultado de estas evaluaciones, AENOR concede un certificado que avala que la organización ha implementado las políticas, procedimientos, procesos y herramientas tecnológicas necesarias que garantizan que ha realizado la transformación digital que le permite trabajar en proyectos de construcción de un área específica utilizando la metodología BIM.

 

El objetivo de las evaluaciones, que tienen periodicidad anual, es comprobar si se mantienen las condiciones que dieron lugar a la concesión inicial de dicho certificado.

 

Durante el periodo de validez del certificado, que está previsto en tres años, se visitarán todos los centros de trabajo que de forma autónoma trabajen utilizando la metodología BIM. En todos ellos se verificará que la aplicación de procesos y actividades se encuentran alineados con los requisitos de las normas.

 

Grant Thornton, consultora de servicios profesionales, ha sido la primera organización que ha recibido esta certificación. Grant Thornton ha colaborado con AENOR en el desarrollo del referencial de certificación y se han prestado a superar las primeras evaluaciones en sus centros de trabajo, permitiendo comprobar la adecuación de la certificación al objetivo previsto en la normativa.

AENOR ha establecido dos tipos de certificados: AENOR BIM2, que podrá ser solicitado por aquellos agentes de la construcción cuya función principal sea la de parte contratante o parte contratada principal; y el certificado AENOR BIM2 Ready para empresas que deseen evaluarse respecto a los requisitos que las normas establecen para las partes contratadas

Futura Marca N

AENOR, en línea con el compromiso de generar confianza entre las organizaciones y la sociedad, ya está desarrollando la Marca N para proyectos de construcción desarrollados en BIM según la Norma UNE-EN ISO 19650-2. Con esta certificación las empresas podrán demostrar ante sus clientes que, además de tener implementados los recursos y procesos adecuados, estos han sido aplicados de forma efectiva durante todas las actividades contenidas en la fase de desarrollo de un proyecto específico.

Experiencias

Optimizar los procesos de negocio

Fernando Valero
Socio
Consultoría. Construcción, Infraestructuras y Real Estate
Grant Thornton

Grant Thornton es una firma de servicios profesionales multidisciplinar en cuya área de Consultoría Tecnológica e Innovación trabajamos con metodología BIM desde hace unos cinco años. Nuestros clientes abarcan toda la cadena de valor del sector inmobiliario y de las infraestructuras. Sin embargo, es precisamente esta diversidad de necesidades la que nos causaba excesiva variedad de enfoques en torno al empleo de la metodología BIM y la forma de afrontar nuestros encargos.

 

La implantación de ISO 19650 ha supuesto una optimización de nuestros procesos de negocio. La incorporación de procedimientos para estimar y monitorizar riesgos, la estandarización de la documentación para la gestión BIM, así como una filosofía de mejora continua en la ejecución de los proyectos nos hacen estar más seguros al ejecutar proyectos BIM y ser capaces de cumplir siempre con el nivel de calidad que nuestros clientes nos exigen.

 

El proceso implicó retos que nos han permitido mejorar como organización. La integración de ISO 19650 con los estándares internos de calidad, con el sistema de gestión de Ética e Independencia -tan importante una firma auditora como la nuestra- o con algunos procesos específicos, conllevó un extra de dedicación que, sin embargo, ha generado un sistema de gestión BIM lo suficientemente flexible para no aumentar nuestra burocracia, pero lo suficientemente potente como para hacernos más eficaces. Igualmente, el soporte tecnológico de la metodología nos llevó a desarrollar soluciones específicas que nos han permitido integrar la gestión de la información BIM con la plataforma de gestión del conocimiento corporativa, ganando en capacidad de trabajo y garantizando un elevado nivel de seguridad de la información.

 

Para Grant Thornton es un orgullo contar con la primera Certificación BIM2 emitida por AENOR y para nuestros clientes es garantía para confiar en nuestra firma, al abordar cualquier proyecto que implique metodología BIM.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.