Servicios y Suministros

Marcar la diferencia en cosmética natural

El nuevo modelo de certificación de AENOR en cosmética natural permite poner en valor el compromiso de las organizaciones del sector con el uso de ingredientes naturales o de origen natural. Estos certificados verifican el porcentaje de estos ingredientes en los productos basándose en las directrices establecidas en las partes 1 y 2 de la Norma UNE-ISO 16128. La línea de cosméticos CIEN BIO de Lidl es la primera que consigue esta certificación.

Marcar la diferencia en cosmética natural
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn

"Para nosotros es importante confiar en la certificación que el consumidor reconoce"

Marta Planinc
Senior Purchasing Manager Cosmetics
Lidl España

Lidl lanza su nueva línea de cosmética natural y lo hace con el aval del certificado AENOR de cosmética natural.

"Esta certificación aporta seguridad y confianza"

Pilar González
Directora de Marketing
Sanase

Sanase, fabricante de productos cosméticos algunos de ellos para Lidl España, es la primera empresa que ha recibido el certificado de AENOR de cosmética natural.

En detalle

David Verano
Director de Industria Agroalimentaria y Distribución
AENOR

El sector cosmético está experimentando cambios. Además, existe una mayor demanda por parte del consumidor de productos orgánicos o naturales. En marzo de 2019, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) llevó a cabo el primer macroanálisis europeo sobre “productos naturales en cosmética” a partir de tres estudios. Una de las conclusiones que estableció fue que en España el mercado de la denominada cosmética natural representa un 11 % del total, siendo el 30 % de los nuevos lanzamientos de productos de cosmética natural.

 

Asimismo, se han publicado otros informes de comportamiento del consumidor que acreditan que la sostenibilidad es algo que demandan. La consultora Llorente y Cuenca publicó en abril de 2018 un informe sobre los diez aspectos más importantes que influyen en la confianza del consumidor en seis sectores clave para la economía española; y en el caso del sector cosmético surgen tres aspectos con fuerza: la responsabilidad con el medio ambiente, la publicidad veraz y el origen de las materias primas.

 

Por último, en los dos últimos informes de 2018 y 2019 de tendencias del sector de la belleza publicados por CB Insights se identifican claramente dos aspectos fundamentales:

 

  • Cada vez hay una línea más fina entre los alimentos y los cosméticos.
  • Las menciones a lo natural en el último año siguen creciendo.

El modelo de certificación de AENOR permite el uso de dos marcas, contenido origen natural y contenido natural, en función de qué tipo de declaración porcentual se realice y que se debe hacer uso junto con el porcentaje declarado.

Todas estas tendencias en la llamada nueva normalidad pos-COVID-19 se afianzarán y potenciarán, ya que tanto la transparencia como la sostenibilidad serán motivaciones de compra del consumidor. Y en este escenario la certificación se sitúa como un pilar para la mejora de la confianza, tan necesaria en estos momentos.

 

Tradicionalmente, la certificación en el sector cosmético ha estado centrada en garantizar procesos o productos desde el punto de vista de seguridad, como es el caso de la certificación de Buenas prácticas de fabricación según la Norma UNE-EN ISO 22716.

 

En el año 2016, promovida por el sector cosmético, se publicaron las dos partes de la Norma ISO 16128 Directrices sobre definiciones técnicas y criterios para ingredientes y productos cosméticos naturales y orgánicos; parte 1 sobre definiciones de ingredientes y parte 2 sobre criterios para ingredientes y productos. Su objetivo era normalizar los cálculos del contenido natural o de origen natural en un producto cosmético, así como lo relacionado con la cosmética orgánica.

Modelo propio de certificación

AENOR, basándose en la Norma UNE-ISO 16128, acaba de lanzar un modelo propio de certificación que acredita el cálculo declarado del porcentaje de ingredientes naturales o de origen natural en un producto cosmético dando transparencia y confianza al consumidor.

Se trata de una certificación enfocada a garantizar el claim porcentual declarado no entrando explícitamente en aspectos de seguridad, ya que todos los cosméticos -independientemente del origen de sus ingredientes- son seguros de acuerdo con la normativa de aplicación establecida por la Unión Europea; esto es, el Reglamento 1223/2009 sobre productos cosméticos y el Real Decreto 85/2018 por el que se regulan los productos cosméticos.

 

Los principales requisitos de este esquema de certificación de AENOR son los siguientes:

 

  • Sistema de gestión.
  • Control de la documentación y registros.
  • Especificaciones de materia prima y producto final.
  • Evaluación y control de proveedores de ingredientes cosméticos naturales o de origen natural.
  • Sistema de autocontrol del contenido natural o de origen natural.
  • Control de equipos de pesado y dosificación.
  • Buenas prácticas de fabricación.
  • Trazabilidad de producto final, materias primas y proceso.
  • Marcado e Identificación de Producto
  • Tratamiento de Productos No Conformes y Reclamaciones
  • Retirada del mercado.

 

La UNE-ISO 1628 define diferentes tipos de ingredientes cosméticos:

 

  • Ingredientes naturales. Son ingredientes cosméticos obtenidos únicamente de plantas, animales, microorganismos o minerales. Están incluidos los que se obtienen de estos materiales mediante procesos físicos, reacciones de fermentación u otros procedimientos sin modificación química intencional. Materiales, y los materiales que se originan a partir de ellos, como plantas (incluyendo hongos y algas), minerales, animales y microorganismos están dentro de esta definición, excluyéndose los ingredientes obtenidos de combustibles fósiles.
  • Ingredientes naturales derivados. Se trata de ingredientes cosméticos con más del 50 % de origen natural calculado por masa molecular, por contenido de carbono renovable o por cualquier otro método relevante; y que se obtienen mediante procesos químicos o biológicos definidos con el propósito de llevar a cabo una modificación química.
  • Ingredientes minerales derivados. Son ingredientes cosméticos obtenidos a través del procesamiento químico de sustancias inorgánicas que se encuentran en el suelo de forma natural y que tienen la misma composición química que los ingredientes minerales naturales.
  • Ingredientes no naturales. Tienen, en masa molecular, un contenido igual o superior al 50 % de origen en combustibles fósiles u otros ingredientes que no están incluidos dentro de las categorías definidas en estas directrices.

Determinación de índices

Una vez categorizados los ingredientes, se deberán determinar los índices de acuerdo con las definiciones de la Norma UNE-ISO 16128 que luego aportarán al contenido natural o de origen natural.

 

El modelo de certificación de AENOR permite el uso de dos marcas, Contenido Origen Natural y Contenido Natural, en función de qué tipo de declaración porcentual se realice y que indicará el porcentaje declarado.

Una vez diferenciados los ingredientes en naturales, naturales derivados y minerales derivados y no naturales a partir de los correspondientes índices, se determinará el contenido natural o de origen natural en función del claim efectuado. El contenido se debe definir como se indica a continuación:

 

  • Contenido natural. Es el porcentaje natural de un producto en masa, entre el 0 % y el 100 %, de todos los naturales en ese producto. Se calcula como la suma de las concentraciones relativas de los ingredientes de un producto, multiplicadas por sus correspondientes índices naturales.
  • Contenido de origen natural. Es el porcentaje en masa, entre el 0 % y el 100 %, de todos los ingredientes naturales y de las fracciones naturales de los ingredientes naturales derivados en ese producto. Se calcula como la suma de las concentraciones relativas de los ingredientes de un producto multiplicadas por sus correspondientes índices de origen natural.

Tabla 1. Determinación de los índices natural y de origen natural de los ingredientes

Tabla 1. Determinación de los índices natural y de origen natural de los ingredientes

Es fundamental que los consumidores dispongan de información clara, rigurosa y sobre todo contrastada por un tercero independiente que les permita decidir qué productos del mercado dan respuesta a sus necesidades. Los certificados de AENOR de cosmética natural dan respuesta a estas necesidades, aportando un elemento diferenciador al producto

Confianza y trazabilidad

El modelo AENOR de certificación del Contenido Natural o del Contenido de Origen Natural de productos cosméticos presenta los siguientes beneficios para las empresas:

 

  • Garantiza que el porcentaje declarado se hace basándose en las directrices establecidas en la Norma UNE-ISO 16128.
  • Da confianza en la declaración de una característica de interés para el consumidor.
  • Asegura la trazabilidad de ingredientes naturales o de origen natural, así como sus cálculos.

 

Las organizaciones, cada vez más, necesitan generar confianza en el consumidor. Sobre todo, cuando comunican en el etiquetado de un producto cosméticos características que son de su interés, como es el uso de ingredientes naturales o de origen natural. Es fundamental que los consumidores dispongan de información clara, rigurosa y contrastada por un tercero independiente que les permita decidir qué productos del mercado dan respuesta a sus necesidades. Y, en muchos casos, incluso le lleve a compartir ciertos valores con el producto que consume. Los certificados de AENOR dan respuesta a estas necesidades, aportando un elemento diferenciador al producto.

"Para nosotros es importante confiar en la certificación que el consumidor reconoce"

Marta Planinc
Senior Purchasing Manager Cosmetics
Lidl España

Lidl lanza su nueva línea de cosmética natural CIEN BIO y lo hace con el aval del certificado AENOR de contenido de origen natural.

¿Qué valor os aporta el certificado de AENOR en esa nueva línea?

Con la certificación de AENOR garantizamos que el origen de los ingredientes sea natural. Para nosotros es importante confiar en la certificación que el consumidor reconoce y aquella que le da credibilidad y garantía al producto.

 

AENOR certifica que el contenido de ingredientes de origen natural está calculado según las normas UNE- ISO 16128-1 y UNE-ISO 16128-2.

¿Qué motiva a Lidl a crear una nueva línea de cosmética natural?

En Lidl sabemos que nuestros clientes cada vez más buscan productos naturales y ecológicos. El lanzamiento de cosmética BIO da respuesta a esta demanda también en la gama de cosmética.

 

Con proveedores nacionales hemos desarrollado formulaciones que presentan acción antipolución y antioxidante, incrementan no solo el nivel de hidratación en la piel, aportando firmeza y elasticidad, sino que la protegen del envejecimiento y de las agresiones medioambientales de la polución.

 

Además, nuestra gama Cien BIO Antipolucion es vegana 100%. Los productos de cosmética vegana cada vez tienen más público y la compañía está ampliando su oferta. De hecho, este mismo año hemos lanzado una línea cosmética vegana realizada a base de alimentos, Skin Foodies.

¿Cómo encaja esta nueva línea de productos en vuestra estrategia de sostenibilidad?

La sostenibilidad para nosotros tiene muchas vertientes y entre ellas es escoger ingredientes que provengan de cultivos ecológicos, envases de fuentes con certificación FSC y reciclables.

 

Somos totalmente transparentes con la especificación de los ingredientes en nuestros envases y por ello especificamos el origen de cada uno de ellos. Os invito a probar nuestra nueva gama Cien BIO, natural, ecológica y al mejor precio.

"Esta certificación aporta seguridad y confianza"

Pilar González
Directora de Marketing
Sanase

Sanase, fabricante de productos cosméticos algunos de ellos para Lidl España, es la primera empresa que ha recibido el certificado de AENOR de cosmética natural.

¿Cómo ha sido el proceso de certificación?

Ha sido un proceso muy riguroso como todo lo que hace AENOR, y nos hace ser mejor empresa que éramos antes de tenerlo. Esto nos ha sucedido con AENOR desde que obtuvimos la primera ISO hace unos 20 años.

 

¿A qué retos tuvisteis que hacer frente?

Desde nuestra primera colaboración con Lidl en 2010 hemos afrontado numerosos retos a nivel técnico.

 

Hemos tenido que mejorar nuestras instalaciones, tanto de producción y logística como de laboratorio. De hecho, durante estos 10 años de colaboración se han incorporado unas 30 personas al equipo para ayudarnos en el desarrollo de la línea cosmética CIEN.

 

Lidl es muy riguroso en cuanto a sus procesos de producción y nos ha permitido evolucionar en ese sentido. Además, hemos tenido que adaptar todos nuestros procedimientos para poder conseguir las certificaciones de calidad más exigentes.

 

Un claro ejemplo de reto afrontado con éxito ha sido la nueva línea BIO de Lidl con la que fuimos la primera empresa en obtener el sello de AENOR que garantiza el % de ingredientes de origen natural en un producto cosmético.

¿Qué valor os aporta la certificación de AENOR para vuestros públicos, internos y externos?

Creemos que aporta seguridad y confianza a los clientes de LIDL, puesto que actualmente hay mucha información “no clara” en productos que reivindican claims tales como vegano, natural etc.

 

Afirmaría que CIEN es la primera línea que tiene la certificación de AENOR. Lidl apuesta firmemente por una política de etiquetas transparentes y de fácil interpretación para sus clientes.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.