Entrevista / Servicios

"La certificación de AENOR es una garantía de transparencia que se alinea con nuestros valores éticos"

Francisco Núñez García

Responsable del Área de Medio Ambiente
RR.II., RSC y Regulación
El Corte Inglés

El Corte Inglés se convirtió en la primera empresa española de distribución en conseguir el certificado de Residuo Cero de AENOR para sus centros comerciales. Su Responsable del Área de Medio Ambiente explica cómo esta certificación supone un paso más dentro del modelo de Economía Circular de la organización y analiza las acciones que han puesto en marcha para valorizar las más de 50 fracciones diferentes de residuos que genera su actividad.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn

El Grupo El Corte Inglés ha apostado por la transición hacia un modelo de Economía Circular. ¿Cuáles son los principales aspectos en los que estáis poniendo el foco para llevar a cabo este proceso?

Deberíamos empezar diciendo que transitamos a un modelo de economía circular porque estamos convencidos de que es la mejor opción para todos y porque no hay más remedio considerando la escasez de recursos del medio natural. Es una necesidad, además, que nos han apuntado y comparten todos nuestros grupos de interés.

 

Para avanzar en este camino, hemos centrado el foco en todos los aspectos en los que podamos tener un control operacional, es decir, en aquellas partes de la cadena de valor en la que nuestra labor es esencial. Por un lado, la gestión de los residuos, de manera que en nuestro proceso operativo todo residuo se gestione como subproducto o materia prima. Y por otro, el ecodiseño, para generar la mejor oferta de producto de marcas propias a partir de materiales valorizados.

 

En este último aspecto también hay que englobar la oferta de las marcas de nuestros proveedores. Tenemos un contacto permanente con nuestros proveedores y prestadores de servicios, y debemos potenciar la oferta sostenible.

¿Cómo se gestiona la estrategia de Economía Circular en el grupo? , ¿tenéis un modelo centralizado o descentralizado?

La toma de decisiones relativas a Medio Ambiente y Sostenibilidad sigue un modelo centralizado. En nuestro caso, existe la Comisión de RSC del Consejo, el Comité de RSC –de carácter consultivo- y las Áreas, más ejecutivas, de RSC y Medio Ambiente.

 

De estas dos últimas parten las propuestas de principales proyectos, cuya ejecución y control involucran a otras Áreas y Centros de la Empresa, pues todos los proyectos relativos a Sostenibilidad y Medio Ambiente tienen un carácter muy transversal e impactan significativamente en el negocio.

 

Además, existen comités específicos para el desarrollo de ciertos proyectos. Por ejemplo, el comité de Residuo CERO.

"Transitamos a un modelo de economía circular porque es la mejor opción para todos. Para avanzar en este camino hemos puesto el foco en aquellas partes de la cadena de valor en la que nuestra labor es esencial, como la gestión de los residuos y el ecodiseño"

Fuisteis la primera empresa española de distribución en obtener el certificado AENOR de Residuo Cero y actualmente ya son 26 los centros que cuentan con esta certificación. ¿Qué acciones habéis puesto en marcha para conseguirlo?

Fuimos la primera empresa en certificar Centros Comerciales y probablemente la que en la actualidad tiene más centros certificados. Sumando Centros Comerciales y Plataformas logísticas contamos con 51 certificaciones en España, y cuatro en Portugal. Por cierto, en Portugal también hemos sido los primeros en certificar con Residuo Cero Centros Comerciales.

 

El proceso nació hace algunos años. Teníamos la intención de trabajar en la centralización de operaciones de gestión de residuos. Habíamos tenido una experiencia positiva en la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y entendíamos que había margen de mejora para otros residuos y regiones.

 

Así iniciamos una experiencia piloto en la Región de Galicia, que se dinamizó con la colaboración de una consultora externa, ECOCUADRADO.

 

La premisa de que la que partíamos, ya observada con los RAEE, es que la gestión mejoraba con la máxima desagregación de residuos y con la máxima acumulación de las distintas fracciones. También con el aprovechamiento de recursos, como la logística inversa. Para actuar de la manera indicada, debimos realizar diversas actuaciones.

 

En primer lugar, formación de tipo general para todos los empleados y específica para los que estaban más directamente implicados. Se diseñó una aplicación informática para facilitar el registro y la trazabilidad del flujo de residuos, se modificaron algunos procedimientos de trabajo y se optimizaron rutas de retirada de residuos. Asimismo, se contacto con diferentes valorizadores o aprovechadores de recursos para colocar los residuos de manera que generen valor. Y, por último, se llevó a cabo una reorganización de instalaciones, contenedores, señalética, etc.

 

Durante esta primera implantación, considerando que superamos el 93 % de valorización del total de residuos, surge la oportunidad de obtener la certificación Residuo Cero con AENOR, y la abordamos. Una vez implantado certificado el sistema en Galicia, con muy buenos resultados, hemos decidido extenderlo al resto de la organización.

"Tenemos un contacto permanente con nuestros proveedores y prestadores de servicios porque debemos potenciar la oferta sostenible"

¿Podrías explicarnos cómo lleváis a cabo la valorización del residuo en los centros certificados?

La máxima desagregación posibilita disponer de un producto muy puro, sin mezcla ni impurezas. Si se consigue acumular en plataformas la máxima cantidad posible de cada fracción, se minoran los transportes. Como resultado, es más fácil la colocación de un producto muy puro en el mercado, a un mejor precio.

 

Por el tipo de actividad que desarrollamos, los principales residuos tienen que ver con embalajes, o con aquellos productos en los que hacemos recogida de clientes, como RAEE. Pero hay muchas más fracciones; más de 50 en general.

 

No cabe duda de que es fundamental encontrar un buen valorizador, y este es un aspecto muy importante para ciertas fracciones de más difícil colocación.

 

Así, con las fracciones de papel y cartón se consigue un residuo de calidad con el que se elaboran, entre otros productos, las cajas de transporte de mercancía que utilizamos en nuestros procesos logísticos. También tiene un buen aprovechamiento el film plástico, que en alguna cantidad acaba siendo parte de nuestras bolsas de transporte de mercancía.

 

Pero hay otros tipos de colocación más complejos, como frutas y verduras no aptas para donación, que se utilizan para alimentación animal. Tenemos acuerdos con diversos parques naturales, zoos e incluso explotaciones ganaderas.

 

En cualquier caso, siempre hay una tercera parte que ejerce, bien como valorizador haciendo una transformación que podemos aprovechar internamente, o bien como receptor de una donación.

"Fuimos la primera empresa en certificar Centros Comerciales y probablemente la que en la actualidad tiene más centros certificados. Sumando Centros Comerciales y Plataformas logísticas alcanzamos las 51 certificaciones en España, y cuatro en Portugal"

Estáis comprometidos con la sostenibilidad, un valor que preocupa a la sociedad. ¿Qué otros valores forman parte de vuestro compromiso?, ¿cómo contribuyen los certificados de AENOR a apoyar y comunicar esos valores?

Los valores son los recogidos en nuestro Código Ético, cuyo objetivo es marcar los principios éticos y de actuación con los que se compromete el Grupo El Corte Inglés, y que define el marco de comportamiento que deben seguir sus empleados y directivos en el desarrollo de su desempeño profesional.

 

El compromiso ético obliga al cumplimiento de las normas y regulaciones legales de aplicación en cada momento, así como de las normas internas y los códigos de conducta y buenas prácticas que el Grupo adopte voluntariamente.

 

Los compromisos en los que se fundamenta son integridad y responsabilidad; garantía y servicio al cliente; respeto a los derechos humanos; relación y vinculación con la sociedad y el entorno, y respeto al medio ambiente y compromiso con el desarrollo sostenible.

 

En este sentido, la certificación de AENOR es una garantía de transparencia, que se alinea con casi todos los compromisos mencionados.

Desde tu experiencia, ¿crees que la apuesta por la sostenibilidad en el tejido empresarial español está lo suficientemente extendida?

Sí, pero es que no hay otra opción. En todos los foros y reuniones con asociaciones empresariales se manifiesta esta apuesta. También en las comunicaciones a medios se exponen los logros y avances de cada cual.

 

Creemos no obstante que una acción, una estrategia, un proyecto, etc. en el ámbito de la sostenibilidad certificado por un tercero independiente da a esas apuestas la pátina de verosimilitud y compromiso real por parte de una empresa.

“La entidad de certificación debe conferir a las actuaciones de nuestra empresa verosimilitud y rigor. Ayudarnos en la mejora continua siendo un auténtico cooperante”

La Responsabilidad Social Corporativa es parte de vuestra estrategia de gestión. En este sentido, estáis adheridos al Pacto Mundial de Naciones Unidas, ¿en qué otras iniciativas nacionales o internacionales participáis?

Pues la verdad es que son muchas. Por citar solo alguna de las asociaciones en las que participamos: Accord Foundation, AMFORI (Foreing Trade Association AISBL), Fundación SERES, The Consumer Goods Forum o Forética.

 

También nos suscribimos a acuerdos relativos a sostenibilidad, como Ellen MacArthur New Plastics Economy Global Commitment o Fashion Pact.

¿Qué espera una organización como El Corte Inglés de una entidad de certificación?

Parte de lo que esperamos ya lo he dicho anteriormente: que confiera a las actuaciones de nuestra empresa verosimilitud y rigor.

 

Pero no solo esperamos eso, pues entendemos que una certificadora debe ayudar a la empresa en el camino de la mejora continua, planteando alternativas de trabajo o de operación en los procesos de certificación, siendo un auténtico cooperante.

 

Entendemos que por nuestra parte también debemos aportar y enriquecer la experiencia de una certificadora que trabaje con nosotros. Creemos que con AENOR así ha sido en los múltiples proyectos en los que hemos colaborado.

Bio

Franciso Núñez García comenzó su trayectoria profesional en El Corte Inglés hace más de 30 años en el Departamento de Organización y Métodos, llevando a cabo labores técnicas de desarrollo y normalización en los ámbitos de comunicaciones de voz, seguridad física y de datos, servicios internos y medio ambiente. En 2019 fue nombrado Responsable del Área de Medio Ambiente, cargo que desempeña en la actualidad.

 

Francisco Núñez García es Ingeniero Superior Industrial, por la Universidad Politécnica de Madrid con Especialización en Organización Industrial.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.