Modelo Empresa Saludable

Objetivo: bienestar de las personas

El Modelo de Empresa Saludable de AENOR se ha transformado para adaptarse a la realidad de las organizaciones seguras, saludables y sostenibles. Así, ha integrado la Estructura de Alto Nivel de ISO para facilitar su integración con otros sistemas de gestión; ha ampliado el concepto de “empresa saludable” a cualquier tipo de organización y a sus partes interesadas; e incluye un anexo que facilita a las organizaciones la implantación del modelo.

Objetivo: bienestar de las personas
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

Experiencias

Promover hábitos saludables

Gabriel Toledo
Médico del Trabajo
Nuria Villalvilla
Servicio Prevención Mancomunado
DKV Seguros
Grupo DKV

DKV comenzó el año 2014 con propósitos saludables, trabajando con esfuerzo e ilusión en una gran iniciativa: el proyecto Corporate, cuyo objetivo era ayudar a otras empresas a ser saludables, así como a nuestra propia organización.

Apoyo a la salud y el bienestar

Dra. María de Juana Izquierdo
EU & NA Medical Services Manager
GSK España

GSK es una compañía farmacéutica global guiada por la ciencia e innovación responsable cuyo propósito es ayudar a las personas a hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo. Este compromiso comienza con los empleados de GSK.

Comprometidos con el bienestar

Pilar Urdiola
Responsablr del Servicio Médico
Red Eléctica de España

Para Red Eléctrica la salud de sus personas ha sido siempre una prioridad. Desde hace muchos años, además de trabajar en prevención de riesgos laborales, veníamos realizando campañas de prevención y de promoción de la salud.

Una experiencia positiva

Ángel Gómez
Jefe del Servicio Médico
Orkli

Orkli, como empresa del mundo cooperativo, ha asumido desde siempre los principios filosóficos que ponen a la persona y su entorno en el centro de la gestión empresarial.

Cursos relacionados

Marta Serrano
Gerente de Sanidad
AENOR

La Declaración de Luxemburgo, asumida por todos los miembros de la Red Europea para la Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo (ENWHO, 1996) en 1997, y la publicación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 1956) del documento “Entornos laborales saludables: fundamentos y modelo de la OMS” en 2010, fueron los precedentes para que se iniciara un camino hacia la excelencia en la salud, seguridad y bienestar en el trabajo a través de la mejora continua en la gestión de las cuatro avenidas de influencia para un entorno laboral saludable establecidas por la OMS. Esto es, ambiente físico de trabajo, entorno psicosocial de trabajo, recursos personales en el trabajo y participación de la empresa en la comunidad.

 

En este marco, AENOR publicó en 2012 el primer Sistema de Gestión de Empresa Saludable y ya son más de 1.000 los centros en España, y diversos países, que han apostado por esta certificación. Acorde con la realidad de las empresas, el propósito de este sistema de gestión va más allá de la prevención de las lesiones y el deterioro de la salud de los trabajadores. Su propósito es continuar incidiendo en su estilo de vida personal y familiar, y así llegar hasta la sociedad de manera global. Se centra en crear un marco de referencia para que no solo las personas de las organizaciones perciban de manera positiva las condiciones laborales y se genere un clima laboral seguro y saludable, sino también para que otras partes interesadas en la sociedad (usuarios, clientes, proveedores, familias) puedan compartir y participar también de estos beneficios. De esta forma, la organización logra una nueva estrategia de liderazgo centrada en el bienestar.

Modelo de Bienestar Personal de DKV

Modelo de Bienestar Personal de DKV

La cultura de una organización segura, saludable y sostenible deberá evolucionar hacia:

 

  • La consecución de unos trabajadores, sus familias, clientes, usuarios, personas y otras partes interesadas más sanos, motivados y satisfechos que sientan con orgullo la pertenencia a dicha organización o tener relación con ella.
  • Una mejora en todos los entornos bajo la capacidad de influencia de la organización, que la hagan atractiva para otros profesionales y que, además, retiene el talento.
  • Un incremento de los clientes, usuarios y otras partes interesadas en el uso de los productos o servicios responsables que la organización ofrece.
  • Una mejora de la imagen corporativa mediante la proyección de una organización segura, saludable y responsable en la que pueden participar los propios trabajadores, clientes, proveedores y otras partes interesadas hasta llegar a convertirse en un referente en su sector y dentro de la sociedad.

 

Por todo ello, AENOR ha realizado un proceso de transformación del Modelo de Empresa Saludable para adaptarlo a esta tendencia cultural. El objetivo general de la evolución del modelo ha sido, por un lado, facilitar su integración con otros sistemas gestión gracias a la Estructura de Alto Nivel de ISO. De esta forma se consiguen minimizar los recursos necesarios y simplificar la información documentada necesaria. Y, por otro, ampliar el concepto de “empresa saludable” a cualquier tipo de organización y a sus partes interesadas. Pero el objetivo específico ha puesto el foco en incluir un anexo que guiara a las organizaciones en el diseño, planificación, desarrollo, seguimiento y mejora continua del sistema de gestión, de los planes, de los programas y de las acciones que pongan en marcha para dar respuesta a sus necesidades bajo el paraguas de este documento.

 

Se trata de cambios que eran necesarios para dar respuesta a la realidad actual de las empresas. Este proceso de transformación ha coincidido con la publicación de la Norma ISO 45001 de gestión de la seguridad y salud en el trabajo, con la que el Modelo de Empresa Saludable debe estar estrechamente relacionado. En definitiva, en este nuevo modelo las organizaciones encontrarán una herramienta más fácil para su aplicación e integración, y de gran eficacia en la gestión de empresas seguras, saludables, sostenibles y comprometidas, independientemente de su tamaño, sector y ubicación geográfica.

Proceso evolutivo

Fotografía: GSK España

La OMS en su modelo de Entornos de Trabajo Saludables establece cuatro avenidas mencionadas anteriormente: ambiente físico de trabajo, entorno psicosocial de trabajo, recursos personales en el trabajo y participación de la empresa en la comunidad. Debido a la legislación existente sobre seguridad y salud laboral, en casi todos los países las dos primeras avenidas ya son tratadas por la gran mayoría de las organizaciones en el marco de sus sistemas de gestión de la seguridad y la salud laboral (SSL), ya sea a través de un sistema de gestión según el Estándar OHSAS 18001 o ahora con la Norma ISO 45001. Así, la evolución del Modelo de Empresa Saludable de AENOR ha unificado en una sola área la gestión de la SSL: salud y seguridad de las personas de la organización. En relación con los recursos personales en el trabajo, la solución más implementada en las organizaciones gira en torno a programas focalizados en promocionar e implantar hábitos saludables en el ámbito de las personas, sus familias y el entorno. Por eso, se ha decidido denominar a esta área Estilo de vida, donde tendrá cabida todo tipo de acciones centradas en los factores de riesgo relacionados con hábitos de vida y salud dentro y fuera de la organización.

Los elementos que influyen en los entornos psicosociales laborales son, entre otros, el estilo de gestión del trabajo de las personas, las políticas de conciliación de recursos humanos, la comunicación, el liderazgo y compromiso, el clima laboral, la cultura de la organización con respecto a las personas y su bienestar, contribuyendo a una cultura positiva en seguridad, salud y bienestar laboral (SSBL). Siendo todos ellos factores que promueven la Cultura y gestión enfocada al bienestar de la organización.

 

Por último, muchas organizaciones cuentan con proyectos dentro del marco de su Compromiso con la comunidad, promoviendo y gestionando acciones para la sociedad donde opera, muchas de ellas focalizadas en el cuidado del medio ambiente y del bienestar global de la misma. Ejemplos de estas acciones son los planes de acción enfocados a mejorar las posibilidades y oportunidades de la comunidad donde se establece la organización, al mantenimiento de la ética empresarial y lucha contra la corrupción, la contribución a la sociedad a través de productos y servicios útiles y en condiciones justas, o el respeto al medio ambiente evitando la contaminación, minimizando la gestión de residuos y racionalizando el uso de los recursos naturales y energéticos.

Este proceso de transformación ha coincidido con la publicación de la Norma ISO 45001 de gestión de la seguridad y salud en el trabajo, con la que el Modelo de Empresa Saludable está estrechamente relacionado

Factores de éxito

Implantar el Modelo de Empresa Saludable de AENOR debe partir de una decisión estratégica y de un imperativo ético de la organización; esta es la base de todo. El éxito de este sistema de gestión depende tanto del liderazgo de todas las partes implicadas, como de los compromisos que se asuman, desde los más individuales a los más colectivos y sociales. Por ello, la participación de todos los niveles y funciones dentro de la organización, por un lado, y de las partes interesadas externas a la organización por otro, es clave. Solo de este modo se podrá establecer una cultura del bienestar completa en la organización integrando, no solo la protección de la salud, sino la prevención y la promoción, no quedándose en el trabajador y en la empresa, sino extendiéndola a la persona, a su familia y al entorno donde vive. Solo partiendo del compromiso sincero de los líderes de la empresa, podrá integrarse esta cultura del bienestar en los procesos, en la estructura y en la gestión; en definitiva, en la estrategia de toda la organización. Para ello es fundamental que se designen los recursos necesarios y suficientes.

Fotografía: Orkli

De acuerdo con este compromiso la organización definirá unos objetivos alineados con los objetivos clave de la empresa, que serán entendidos por todos sus integrantes. Este es el modo de implementar un sistema de gestión sostenible y continuado en el tiempo, en el que de manera natural se integra la participación, la consulta y la comunicación a los trabajadores, representantes y partes interesadas. La implicación de todos ellos permitirá lograr una cultura colectiva del bienestar e inculcar de manera espontánea la responsabilidad de hacerla extensiva a su entorno familiar y personal, comunitario y a otras partes interesadas, multiplicándose de modo exponencial los efectos beneficiosos.

Pero para que estos planes y programas de bienestar sean realmente beneficiosos, deben partir de una correcta identificación, evaluación y determinación de factores de riesgo relacionados con la salud, la seguridad de los integrantes de la organización, el estilo de vida, la responsabilidad de la empresa con su entorno y la cultura del bienestar organizacional. Todo ello sin olvidar los requisitos legales de seguridad y salud en el trabajo, que deben ser prioritarios. El resultado serán unos planes y programas de bienestar y compromiso social integrados en la estrategia global de la organización con la capacidad para romper con los “silos” y lograr los resultados previstos.

 

Nada de esto tendrá sentido si no se realizan esfuerzos para fomentar e incrementar la capacidad individual de cada persona con el fin de mantener un óptimo estado de salud y una calidad de vida adecuada en cada momento. Y tampoco si no se realiza la evaluación continua el desempeño del sistema para asegurar el logro de los objetivos marcados, la obtención de los resultados previstos y, en el caso de no ser así, tener el compromiso de realizar el análisis de los fallos que nos ayuden a generar nuevas oportunidades de mejora.

Algunas claves para la implantación

Las organizaciones que utilicen esta herramienta por primera vez deberán realizar un análisis ordenado de las acciones que llevan a cabo en cada una de las avenidas que define el modelo. Aquellas otras que ya tengan experiencia en el Modelo de Empresa Saludable de AENOR deberán identificar los requisitos nuevos y revisados y valorar el modo en que tendrán que modificar o no su sistema de gestión para cumplir con la nueva versión del esquema. Una de las novedades es que este modelo ha evolucionado para integrar la Estructura de Alto Nivel de ISO incluida en las normas de sistemas de gestión. Así, se deberán analizar las oportunidades y no solo los riesgos, reforzando el carácter proactivo del modelo, que promueve actuar antes de que suceda el problema de seguridad, de salud, organizacional o en la comunidad.

Posteriormente, todas las organizaciones tendrán que desarrollar un plan de implantación que incluya las acciones necesarias para poder dar respuesta a los requisitos. Con el fin de garantizar la eficacia en el funcionamiento del sistema de gestión es primordial que se imparta formación específica en el modelo para las personas con funciones y responsabilidades en él. Ello facilitará la identificación de los cambios necesarios y la puesta en marcha de estos dentro de la organización. Por último, las organizaciones deben verificar la implantación efectiva de los cambios de gestión mediante auditorías internas u otras herramientas.

Experiencias

Promover hábitos saludables

Gabriel Toledo
Médico del Trabajo
Nuria Villalvilla
Servicio Prevención Mancomunado
DKV Seguros
Grupo DKV

DKV comenzó el año 2014 con propósitos saludables, trabajando con esfuerzo e ilusión en una gran iniciativa: el proyecto Corporate, cuyo objetivo era ayudar a otras empresas a ser saludables, así como a nuestra propia organización. Para ello había que predicar con el ejemplo y el primer paso de este gran proyecto fue conseguir el certificado del Modelo de Empresa Saludable de la mano de AENOR. Unos meses después de un intenso trabajo por parte del equipo del Servicio de Prevención y otras áreas de la compañía, en junio del año 2014 nos llegó la gran noticia: ¡lo habíamos conseguido! Así, nos convertimos en la primera empresa del sector asegurador en obtener esta certificación de AENOR. Sin la colaboración y participación de toda la organización no hubiese sido posible alcanzar este gran reto.

 

Para ello se elaboró un cronograma de actuación en el que se consideró imprescindible como punto de partida conocer el estado de salud y bienestar de todos los empleados. Con la información recogida a través de la encuesta de salud, los datos de los reconocimientos médicos de vigilancia de la salud y otras iniciativas recogidas por parte de los representantes legales de los empleados en materia preventiva y el Comité de Dirección se definió un Plan de trabajo- Plan de Empresa Saludable- que ha ido evolucionando hasta llegar a la actual estructura integral de Bienestar Personal en la que se trabaja actualmente. Todo ello con acciones concretas que permiten a la organización mejorar su nivel de salud y bienestar de acuerdo con los cuatro ámbitos de actuación del Modelo de Empresa Saludable: salud física, salud emocional, recursos de salud y participación en la comunidad, dando especial relevancia a nuestro programa de envejecimiento saludable y con el apoyo de la comunidad de Empresa Saludable en la herramienta de comunicación interna de la compañía.

 

Desde ese momento se pudo proporcionar una oferta de valor añadido para las empresas dentro de las pólizas para colectivos. Así, contribuimos a que también puedan ser saludables, promocionando hábitos saludables para prevenir enfermedades y, en definitiva, enseñándoles a cuidar de su salud.

 

El proceso de mejora continua contempla la revisión anual de nuestro sistema de gestión de empresa saludable por el equipo auditor de AENOR, siempre con una visión constructiva y en el que cada pequeño paso que damos aporta valor.

Experiencias

Apoyo a la salud y el bienestar

Dra. María de Juana Izquierdo
EU & NA Medical Services Manager
GSK España

GSK es una compañía farmacéutica global guiada por la ciencia e innovación responsable cuyo propósito es ayudar a las personas a hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo. Este compromiso comienza con los empleados de GSK. Así, contamos con normas corporativas relativas al medio ambiente, seguridad, salud, bienestar y sostenibilidad que constituyen el fundamento del sistema de gestión implantado. Coherentes con esto, GSK España ha apostado por la certificación AENOR de los sistemas de gestión ambiental ISO 14001; seguridad y salud en el trabajo OHSAS 18001 y el Modelo de Empresa Saludable. No en vano GSK ha sido la primera compañía farmacéutica en verificarse con el Reglamento EMAS (1999) y certificarse como empresa saludable (2014).

 

El conjunto de estas certificaciones marca un camino claro en el trabajo diario. Nos ayudan a estandarizar los diferentes procesos y constituyen una herramienta que nos asegura la mejora continua, cumpliendo con nuestro objetivo de innovar siendo responsables con el medio ambiente, nuestros empleados y la sociedad en general.

 

La certificación del Modelo de Empresa Saludable culminó dando pie al lanzamiento en 2015 del programa GSK Smile, programa holístico que ofrece acciones tradicionales y novedosas de promoción de la salud donde todos los empleados tienen cabida. Su objetivo es ayudar a las personas a gestionar y aumentar su energía, mejorando su salud y bienestar.

 

Hay que destacar también la iniciativa Partnership for Prevention (P4P), un programa global de la compañía implantado en España en 2018 dirigido a los empleados y sus familias. El fin es ayudarles a llevar una vida saludable gracias al acceso a 40 servicios de atención médica preventiva recomendados por la OMS para el cuidado de la salud que incluyen servicios como inmunizaciones, exámenes de detección de cáncer, atención prenatal o abandono del hábito tabáquico. Esto convierte a GSK en la primera compañía multinacional en disponer de un programa de atención médica preventiva de esta envergadura en el ámbito mundial.

 

Siempre que es posible, la mayoría de las acciones se ponen en marcha durante la jornada laboral, lo que facilita la participación del empleado al no implicar desplazamientos ni inversiones de tiempo adicionales. Las acciones son coherentes con la realidad de la empresa ya que están alineadas con los factores identificados dentro del Modelo Empresa Saludable y con los valores de GSK.

 

Los resultados están siendo muy positivos. Los datos de los informes epidemiológicos anuales que ofrece Vigilancia de la Salud y la encuesta de clima laboral indican que el 89 % de los empleados de España opina que GSK apoya activamente la salud y bienestar de sus empleados.

Experiencias

Una experiencia positiva

Ángel Gómez
Jefe del Servicio Médico
Orkli

Orkli, como empresa del mundo cooperativo, ha asumido desde siempre los principios filosóficos que ponen a la persona y su entorno en el centro de la gestión empresarial. Y siendo la salud un bien fundamental que forma parte de la propia dignidad del ser humano, su adecuada prevención y protección viene siendo norma básica en todas nuestras actividades de gestión.

 

Así, desde su nacimiento, las actividades de prevención y protección de la salud en Orkli no se limitaban a la mera gestión de los requisitos legales de prevención de los riesgos derivados de su actividad laboral, sino que abarcaban otras actividades de promoción de hábitos saludables y fomento de relaciones con la comunidad, aunque no gestionados de manera sistemática.

 

En ese contexto, en el año 2013 conocimos el Modelo de Empresa Saludable de AENOR. Decidimos que era una excelente herramienta para estructurar y dirigir nuestra actividad médico-preventiva, así como de promoción de la salud y el bienestar de los trabajadores y las trabajadoras de Orkli y su entorno. La estructura del modelo, la amplitud de sus escenarios de trabajo y sus directrices nos permitían sistematizar nuestra actividad y los esfuerzos realizados hasta entonces; a la vez que nos facilitaban muy considerablemente la planificación y el desarrollo de nuevos proyectos. Además, el Modelo de Empresa Saludable nos ayudaba a la difusión de los valores y objetivos de salud y bienestar, y a su comprensión por parte de todas las personas que componen Orkli.

 

Y aplicamos el Modelo, y recibimos la certificación de AENOR en marzo de 2016. Poco a poco se van instaurando en todos los estamentos de la empresa actitudes saludables. Las ventajas y beneficios de su aplicación se van notando de manera difusa, ocasional, pero es una tarea con resultados a más largo plazo. Tenemos la convicción absoluta de que estamos en el buen camino. El fin lo merece y el Modelo de Empresa Saludable lo facilita y nos mantiene con ánimo.

Experiencias

Comprometidos con el bienestar

Pilar Urdiola
Responsablr del Servicio Médico
Red Eléctica de España

Para Red Eléctrica la salud de sus personas ha sido siempre una prioridad. Desde hace muchos años, además de trabajar en prevención de riesgos laborales, veníamos realizando campañas de prevención y de promoción de la salud. Pero en 2014, tras un análisis de nuestra situación de partida, implantamos un sistema de gestión de Empresa Saludable guiados por nuestros principios de excelencia y siguiendo el modelo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto nos permitió organizar todas estas acciones de manera más coherente y estructurada para la planificación, seguimiento y evaluación de todas las intervenciones encaminadas a procurar un mayor bienestar a nuestras personas y a nuestro entorno.

 

El Modelo de Empresa Saludable pasó a ser una de las líneas fundamentales del Plan Director de Recursos Humanos en línea con el Plan Estratégico de la compañía, lo que demuestra el alto nivel de compromiso de la dirección con el bienestar de las personas de nuestra empresa.

 

Todo esto nos ha llevado a incorporar cada vez más acciones enfocadas a generar ambientes de trabajo saludables y a contribuir al bienestar en todos los ámbitos contemplados en el modelo, como la prevención y promoción de la salud con la implantación de hábitos de vida saludables; la mejora del entorno psicosocial, progresando en la conciliación de la vida laboral y personal en un entorno de trabajo flexible y en la gestión de las emociones. Además, más allá de nuestra propia compañía, el Modelo de Empresa Saludable contribuye al desarrollo del entorno. De ahí los avances en la gestión de la diversidad y en la mejora del entorno social.

 

El Modelo de Empresa Saludable de AENOR tiene además un papel protagonista en el alineamiento con el Compromiso de Sostenibilidad del Grupo Red Eléctrica, aprobado en 2017 con un horizonte 2030, contribuyendo al objetivo de mejorar el bienestar de las personas que conforman el capital humano de la empresa. La adaptación a los nuevos tiempos impone una transformación cultural y la implantación de nuevas formas de trabajo, a las que sin duda también contribuye este modelo.

 

Los avances realizados en estos años se han visto recompensados por algunos reconocimientos externos pero, sobre todo, por la satisfacción de saber que nuestras personas se sienten mejor y orgullosas de pertenecer a esta compañía.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.