Alimentación y Gran Distribución

Validación de métodos alternativos reconocida en Estados Unidos

El Food Safety and Inspection Service (FSIS) ha incluido en su lista de kits de ensayo validados los primeros métodos alternativos certificados por AENOR. El FSIS es la agencia de salud pública del Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) y es responsable de garantizar que la carne, aves y ovoproductos sean seguros, saludables y estén etiquetados correctamente. Este reconocimiento facilita la entrada en el mercado de Estados Unidos a las organizaciones certificadas por AENOR.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

Experiencia

Desde el origen de iMiCROQ en 2010, nuestro objetivo ha sido ofrecer productos sencillos, rápidos  ...

Confianza, calidad y fiabilidad

Diego Bejarano
Responsable de Calidad
iMICROQ

Desde el origen de iMiCROQ en 2010, nuestro objetivo ha sido ofrecer productos sencillos, rápidos y con la máxima fiabilidad en los resultados. Siendo una empresa joven que aún no tenía un reconocimiento en el mercado, la certificación por parte de AENOR supuso la demostración de la calidad y fiabilidad de nuestros productos y el impulso de QFast como marca de confianza en el ámbito internacional.

Curso relacionado

Pablo de Vicente
Director
AENOR Laboratorio

La gran complejidad que presentan los microorganismos hace necesario realizar una correcta validación de los métodos de análisis alternativos existentes en la microbiología de los alimentos para verificar que sus resultados son comparables con los que se obtienen empleando métodos de referencia. AENOR ofrece a fabricantes y distribuidores de estos métodos alternativos un proceso de validación y certificación que los equipare con los de referencia. Y el Food Safety and Inspection Service (FSIS) ha incluido en su lista de kits de ensayo validados los primeros métodos alternativos certificados por AENOR. El FSIS es la agencia de salud pública del Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) y es responsable de garantizar que la carne, las aves y los ovoproductos sean seguros, saludables y estén etiquetados correctamente. Dentro de sus funciones se encuentra la revisión de las nuevas tecnologías que las empresas incorporan en sus procesos productivos y de control, de forma que garanticen que su uso sea acorde con las normas del FSIS y no afecte negativamente a la seguridad del producto o a los controles que se realizan sobre el mismo. Con el objetivo de facilitar a la industria agroalimentaria la selección de los métodos de ensayo más adecuados para sus productos, el FSIS tiene disponible un listado de métodos de análisis alternativos para microorganismos patógenos que hayan sido validados bien por un organismo independiente como AENOR, por un organismo regulador o bien normalizado por la Organización Internacional de Normalización (ISO). Este listado se actualiza trimestralmente incorporando nuevos métodos validados.

 

En los últimos años se han producido numerosos avances en los campos de la biotecnología, la automatización y la microelectrónica que han conllevado el desarrollo de un gran número de métodos alternativos de análisis, proponiendo enfoques diferentes para la detección y cuantificación de microorganismos en alimentos. Estos métodos son rápidos, sencillos de realizar y generalmente más económicos que los métodos de referencia; y tal y como hace el FSIS, están reconocidos por la administración en el ámbito europeo y nacional, siempre que cumplan una serie de requisitos.

 

El Reglamento (UE) 2019/229 de la Comisión de 7 de febrero de 2019, por el que se modifica el Reglamento (CE) 2073/2005 relativo a los criterios microbiológicos, autoriza el empleo de métodos alternativos siempre y cuando se encuentren validados con respecto al método de referencia establecido en el anexo I del Reglamento y si se utiliza un método registrado, que este se encuentre certificado por terceros. Tanto la validación como la certificación se ha de llevar a cabo conforme al protocolo de la Norma EN-ISO 16140:2. Asimismo, la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), en el CEA-ENAC-20 sobre Criterios Específicos de Acreditación de análisis microbiológicos, define como método alternativo aquellos métodos que han sido validados por comparación con el método de referencia que corresponda, de acuerdo a un estándar aceptado (ej. ISO 16140, ISO/TR 13843, ISO 17994 etc.) y que son generalmente reconocidos por la comunidad científica y tecnológica como equivalentes al método de referencia e indica que se consideran equivalentes a los métodos normalizados.

 

 

En los últimos años se han producido numerosos avances en los campos de la biotecnología, la automatización y la microelectrónica que han conllevado el desarrollo de un gran número de métodos alternativos de análisis, proponiendo enfoques diferentes para la detección y cuantificación de microorganismos en alimentos

La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha ido actualizando la familia de Normas ISO 16140 sobre validación de métodos alternativos, completando y adaptando a la realidad actual los requisitos y alcances de estas normas. En el año 2016 derogó la Norma ISO 16140:2003 que fue sustituida por las Normas ISO 16140-1 e ISO 16140-2, incluyendo la parte 1 el vocabulario y la parte 2 el protocolo de validación de métodos alternativos (registrados) frente a métodos de referencia. El Subcomité internacional ISO/TC 34/SC 9 Microbiología, en el que participan expertos del laboratorio de AENOR, está trabajando en el desarrollo de la familia de Normas ISO 16140 con el objetivo de normalizar las diferentes vías de validación y verificación de métodos de ensayo. Además de las dos partes de la Norma ISO 16140 mencionadas, se están desarrollando cuatro más:

 

  • Parte 3: Protocolo para la verificación de métodos de referencia y alternativos validados.
  • Parte 4: Protocolo para la validación de métodos internos en un solo laboratorio.
  • Parte 5: Protocolo para la validación factorial entre laboratorios para métodos no registrados.
  • Parte 6: Protocolo para la validación de métodos alternativos (registrados) para confirmación y tipado microbiológicos.

 

Estas normas van a establecer los diferentes requisitos de validación entre los métodos de fabricante (registrados) frente a los métodos internos que puedan desarrollar los propios laboratorios. Además, la parte 3 va a ser de gran ayuda para todos los laboratorios que quieran acreditarse según la Norma UNE-EN ISO/IEC 17025:2017 Requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración.

Proceso de validación y certificación

En el proceso de validación y certificación de métodos alternativos (registrados), de acuerdo con la Norma ISO 16140-2, participan dos entidades que trabajan de forma coordinada: la entidad de certificación encargada de verificar el proceso de validación, realizar las auditorías y conceder el certificado; y el laboratorio organizador que lleva a cabo el estudio comparativo e interlaboratorio. AENOR es la única entidad europea que es capaz de englobar las dos entidades bajo un mismo paraguas. El proceso se divide en cuatro etapas:

 

  • Diseño del procedimiento: es función del laboratorio organizador diseñar el procedimiento de validación del método.
  • Estudio comparativo: el laboratorio organizador compara el método alternativo frente al método de referencia en esta etapa.
  • Estudio interlaboratorio: varios laboratorios analizan las mismas muestras empleando el método alternativo y de referencia.
  • Auditoría del proceso de fabricación: la entidad de certificación audita el proceso de producción para verificar el aseguramiento de la calidad y los controles en la producción.

Diseño del procedimiento. Esta etapa, previa al proceso de validación, condiciona en gran medida el resultado de la misma. El laboratorio organizador, tras estudiar la información aportada por el fabricante o distribuidor del método alternativo, tiene que definir, entre otros, el método de referencia, las categoría de alimentos en las que se realizarán los análisis y las cepas con las que se van a llevar a cabo los diferentes estudios. Previamente al comienzo de los estudios de validación, el diseño del procedimiento debe ser validado por la entidad de certificación.

Estudio comparativo. Esta fase consiste en la realización de un estudio comparativo de los dos métodos, referencia y alternativo, enfrentando los resultados obtenidos en el análisis de las muestras mediante ambos métodos. En el estudio comparativo se someten a ensayo un gran número de muestras, de diferentes categorías de alimentos y con diferentes niveles de contaminación, tanto por el método de referencia como por el método alternativo. El laboratorio organizador realiza los ensayos necesarios empleando, preferentemente, muestras naturalmente contaminadas. En el caso de que no fuera posible, se utilizan muestras contaminadas artificialmente con cepas a las que se ha sometido a un estrés previo.

 

Las pruebas y estudios en esta etapa varían de acuerdo con el tipo de método que hay que validar: cualitativo o cuantitativo. En el caso de los métodos cualitativos se lleva a cabo un estudio de sensibilidad, se determina el nivel de detección relativo, así como la inclusividad y exclusividad del método. En los métodos cuantitativos se estudian la veracidad relativa, el perfil de exactitud, el límite de cuantificación y la inclusividad y exclusividad.

 

 

AENOR es la única entidad europea capaz de ofrecer los servicios de verificación del proceso de validación, realizar las auditorías y conceder el certificado; y ser el laboratorio organizador que lleva a cabo el estudio comparativo e interlaboratorio

 

Estudio interlaboratorio. Los objetivos principales de este estudio son determinar la variabilidad de los resultados obtenidos por diferentes laboratorios cuando analizan muestras idénticas y comparar estos resultados con los obtenidos en el estudio comparativo de los métodos. También permite determinar las características de funcionamiento comparativo de un método alternativo respecto al método de referencia.

 

Para la realización del estudio se emplea un producto alimenticio de una de las categorías de alimentos validadas. De forma general, las muestras se contaminaran artificialmente, asegurándose previamente de la ausencia del analito diana en la muestra. Tanto la muestra como el inóculo con el microorganismo diana deben ser homogéneos y permanecer estables durante el proceso de transporte y la duración de los análisis.

 

Los laboratorios participantes en el ejercicio, y en particular los técnicos que realicen los ensayos, deben tener experiencia suficiente en la realización de los análisis mediante el método de referencia. Previamente al inicio del ejercicio es imprescindible realizar una correcta formación en el método alternativo, permitiendo que los laboratorios se familiaricen con el procedimiento de ensayo y con los equipos que deberán emplear posteriormente en el ejercicio. Es necesario que al menos 10 laboratorios (ocho en el caso de métodos cuantitativos) reporten resultados no discrepantes.

 

Auditoría del proceso de fabricación. Tras el proceso de validación del método, es necesario verificar, mediante una auditoría, que el fabricante del método alternativo tiene implantado un Sistema de Gestión de la Calidad, por ejemplo de acuerdo con la Norma UNE-EN ISO 9001, cuyo alcance incluya la línea de producción del método alternativo. El sistema implantado debe cubrir los requisitos de aseguramiento de la calidad, así como los de control de la producción del producto. El organismo de certificación es el encargado de realizar y valorar las auditorías, así como de valorar los datos obtenidos en el estudio comparativo e interlaboratorio, y tomar la decisión de la concesión o no del certificado.

 

Una vez concedido el certificado, el organismo de certificación realizará auditorías periódicas para verificar el cumplimiento del sistema de calidad a lo largo del tiempo. Adicionalmente, el fabricante o el distribuidor deberán remitir a la entidad de certificación documentación actualizada que tenga en cuenta cualquier modificación realizada en el equipo o en el proceso de producción que puedan afectar al método, así como reclamaciones o incidencias que hayan comunicado los usuarios del método alternativo. En función del alcance de las informaciones aportadas, la entidad de certificación decidirá si es necesario realizar estudios analíticos adicionales para renovar o mantener el certificado.

La certificación de métodos analíticos alternativos permite abrir a los fabricantes y distribuidores un gran mercado en el ámbito nacional e internacional, tanto de industrias como de laboratorios que precisan realizar análisis dentro de un marco regulado; bien por la Administración o por las exigencias de las entidades de acreditación

Sólo en España encontramos más de 1.000 laboratorios de alimentos y aguas homologados por la Administración o acreditados por ENAC que necesitan que los métodos que emplean se encuentren reconocidos. Pero no son los únicos; son muchos más los laboratorios que, a pesar de no contar con estos reconocimientos, exigen a sus proveedores la certificación de los métodos. La certificación de métodos analíticos alternativos permite abrir a los fabricantes y distribuidores un gran mercado en el ámbito nacional e internacional, tanto de industrias como de laboratorios que precisan realizar análisis dentro de un marco regulado, bien por la Administración o por las exigencias de las entidades de acreditación.

 

AENOR, dentro de su política de ayuda a la mejora de la calidad de las empresas, de sus productos y servicios, actúa como entidad de certificación y laboratorio organizador, dando un servicio global a los fabricantes y distribuidores de métodos alternativos. AENOR es la primera entidad en España que ofrece este servicio de validación y certificación desde el año 2014.

Experiencia

Confianza, calidad y fiabilidad

Diego Bejarano
Responsable de Calidad
iMICROQ

Desde el origen de iMiCROQ en 2010, nuestro objetivo ha sido ofrecer productos sencillos, rápidos y con la máxima fiabilidad en los resultados. Siendo una empresa joven que aún no tenía un reconocimiento en el mercado, la certificación por parte de AENOR supuso la demostración de la calidad y fiabilidad de nuestros productos y el impulso de QFast como marca de confianza en el ámbito internacional.

 

La certificación de QFast® Salmonella como método alternativo validado para la detección de Salmonella spp en menos de 24 horas de tiempo real se obtuvo en el año 2014 y QFast® Salmonella EASY en el año 2016. Desde entonces se ha realizado anualmente por parte del Laboratorio de AENOR una auditoría de seguimiento que comprende la inspección de las instalaciones, los procesos de producción y control de calidad, y la realización de una serie de análisis comparativos con muestras reales en iMiCROQ y en el Laboratorio de AENOR.

 

Para poder obtener la certificación de nuestros productos se ha implementado un proceso de control de calidad más exhaustivo de los medios de cultivo, siguiendo las directrices de la Norma ISO 11133, así como de todos los reactivos que conforman nuestros productos. La obtención de la certificación ha supuesto una mejora en la percepción del producto por parte de los clientes, tanto los que requieren que el método esté certificado como para aquellos que realizan análisis de autocontrol y necesitan un método con fiabilidad contrastada.

 

La reciente inclusión de AENOR como entidad de certificación reconocida por el Food Safety and Inspection Service (FSIS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, así como la incorporación de QFast® Salmonella en su listado de métodos validados para la detección de patógenos facilita la entrada en el mercado de Estados Unidos, generando mayor confianza a los clientes potenciales.

 

iMiCROQ sigue confiando la certificación de nuestros productos al Laboratorio de AENOR. Actualmente, se está finalizando la certificación como método alternativo validado de gen-QFast® L.Mono, para la detección rápida de Listeria monocytogenes en muestras de alimentos y muestras de limpieza y desinfección. Además, se está renovando la certificación de QFast® Salmonella de acuerdo con la nueva revisión de la Norma ISO 16140.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.