Alimentación y gran distribución

Diez años de AENOR Laboratorio

AENOR Laboratorio celebra su décimo aniversario con más de 700.000 análisis realizados a más de 1.000 organizaciones. Los ensayos y la certificación son dos ámbitos de la evaluación de la conformidad complementarios y compatibles entre sí que le permiten en la actualidad ofrecer a sus clientes nuevos servicios y certificaciones de gran valor añadido, siempre manteniendo los estándares de calidad con los que inició su andadura. Además de ser centro de referencia para el sector alimentario, ahora también colabora con otros sectores como químico, cosmético o materiales de construcción.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

Experiencias

Análisis para la mejora continua

Xavier Augé
Quality & Food Safety Director IBERIA
Danone

Desde la fundación de DANONE S.A. en el año 1919, la calidad y seguridad alimentaria han sido un compromiso innegociable de la compañía. Por eso, tanto Danone España como el Grupo Danone cuentan con un Sistema de Calidad propio para fijar unos estándares que aseguren la confianza que el consumidor tiene depositada en Danone desde siempre.

Fotografías: J. A. Rojo
Pablo de Vicente
Director
AENOR Laboratorio

Hace diez años AENOR iniciaba un proyecto apasionante que suponía a la vez un gran reto: la puesta en marcha de un laboratorio de análisis de alimentos. La firme apuesta de AENOR por esta actividad, así como el compromiso y trabajo de todos los profesionales que han trabajado en AENOR Laboratorio han hecho posible que hoy se celebre su décimo aniversario. La actividad arrancó con instalaciones y equipamiento puntero, con un equipo técnico de amplia experiencia y poniendo el foco en dar un servicio cercano y de calidad, con el rigor y fiabilidad que caracteriza a AENOR. Para lograr el desarrollo de esta misión, AENOR Laboratorio se marcó dos objetivos principales:

 

  1. Convertirse en partner de sus clientes, ofreciendo un servicio global y dando soluciones a cualquier necesidad analítica. La transparencia y comunicación son dos de los valores fundamentales de AENOR Laboratorio para poder dar un servicio de calidad.
  2. Lograr la acreditación del laboratorio. Aunque desde el primer día se trabajó bajo los mismos estándares de calidad que en AENOR, la acreditación de acuerdo con la Norma UNE-EN ISO/IEC 17025 es fundamental hoy en día en los laboratorios. AENOR Laboratorio la consiguió en junio de 2009, apenas año y medio después de comenzar su actividad y, desde entonces, todos los años se amplía su alcance acreditando nuevas técnicas y nuevos ensayos.

 

AENOR Laboratorio cuenta con tres áreas diferenciadas: laboratorio microbiológico, laboratorio físico químico y laboratorio sensorial. En un principio nació para cubrir las necesidades del sector agroalimentario, dando servicio a los diferentes operadores del sector: sector primario, industria, retail, horeca y Administración Pública. En la actualidad, AENOR Laboratorio se ha abierto a otros ámbitos, como el químico, cosmético o materiales de construcción, todos ellos sectores en los que la calidad y seguridad de los productos son prioritarios y pueden tener implicaciones en la salud humana.

 

En esta década, AENOR Laboratorio ha incrementado de forma considerable tanto el personal como los equipos, creando áreas especializadas dentro de los laboratorios que permiten optimizar y mejorar los servicios, adaptándolos a las necesidades de cada cliente. Asimismo, se ha difundido el conocimiento del laboratorio a través de jornadas, cursos, seminarios o artículos con el objetivo de ayudar en el aspecto técnico a todos los operadores implicados. Así, celebra su décimo aniversario con más de 700.000 análisis realizados a más de 1.000 organizaciones.

Ensayos y certificación, un tándem perfecto

Los ensayos y la certificación son dos ámbitos de la evaluación de la conformidad complementarios y compatibles entre sí. La unión de ambos ha permitido avanzar y ofrecer a los clientes nuevos servicios y certificaciones de gran valor añadido. Algunos de ellos son los que se explican a continuación.

 

Controlado Periódicamente. Se trata de un distintivo que se concede a aquellos productos sometidos a un plan de control analítico establecido por AENOR Laboratorio, teniendo en cuenta las características de cada producto.

Criado en entorno libre de anisakis. Esta certificación, dirigida al sector de la acuicultura, permite poner en valor aquellas explotaciones que, además de llevar a cabo medidas que eviten la presencia de anisakis, realizan un exhaustivo plan de control analítico que permiten verificar la ausencia del parásito.

 

Gastroquality taste. Es un certificado puesto en marcha junto con Gastroquality que permite diferenciar aquellos productos alimentarios que el consumidor considera excelentes a nivel organoléptico. Los productos se someten a catas periódicas que deben superar con una nota mínima establecida.

 

Criado sin antibióticos. Unas buenas prácticas ganaderas y un amplio plan de control analítico, verificados mediante auditoría, permiten obtener este certificado de producto.

 

Certificación de métodos de ensayo. AENOR es el único organismo de certificación en España que valida y certifica métodos de ensayo, tanto microbiológicos como físico químicos. Esta certificación facilita a los fabricantes y distribuidores de kits de ensayo el acceso al mercado, y simplifica a los laboratorios la validación de estos métodos con el fin de obtener la acreditación del método.

 

La seguridad y la calidad alimentaria han evolucionado en estos diez años de forma importante. La globalización, las diferentes crisis alimentarias y la mayor sensibilización de los consumidores han propiciado la elaboración de nuevas reglamentaciones o requisitos dirigidos a aumentar la seguridad de los alimentos en todos los puntos de la cadena alimentaria. El Reglamento 1169/2011 sobre información al consumidor, el Reglamento 10/2011 sobre materiales plásticos en contacto con alimentos o las recomendaciones de la UE surgidas a raíz de la crisis de la carne de caballo contienen algunas de las nuevas exigencias al sector. Y los laboratorios también se han tenido que adaptar para poder ofrecer un servicio de calidad.

Plástico en contacto con alimentos

El Reglamento 10/2011 sobre materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos establece la necesidad de que todos los materiales plásticos destinados a estar en contacto con los alimentos dispongan de un certificado de aptitud de uso alimentario, certificado que debe estar respaldado por los correspondientes ensayos de migración global y específica en función de las características del material.

 

Las empresas se vieron con la necesidad de cumplir con este reglamento que, debido a la complejidad de los materiales plásticos, hace que no sea sencillo determinar la mejor forma de dar cumplimiento a los requisitos que engloba. En AENOR Laboratorio se puso en marcha un servicio para ayudar a los clientes para cumplir con el reglamento, tanto en el ámbito técnico como analítico. Personal técnico del laboratorio da apoyo en el momento de determinar cuáles son los ensayos y pruebas más adecuados para evaluar su producto. Por otro lado, cuenta con diferentes ensayos de migración, incluyendo algunos de ellos en el alcance de la acreditación.

AENOR Laboratorio se ha abierto a otros ámbitos, como el químico, cosmético o materiales de construcción, todos ellos sectores en los que la calidad y seguridad de los productos son prioritarios y pueden tener implicaciones en la salud humana

Reglamento 1169/2011 sobre información al consumidor

Fotografías: Jorge Caballero

Cubre una necesidad ampliamente demandada por el sector y los consumidores, que es establecer unas reglas comunes dentro de la UE sobre el etiquetado de los productos alimenticios y la información que se debe trasladar al consumidor. Este Reglamento incluye dos medidas de gran calado en el sector: los alérgenos alimentarios y la información nutricional. Así, establece 14 alérgenos de declaración obligatoria, bien en el etiquetado en el caso de productos alimentarios envasados, bien poniéndola a disposición de los consumidores a través de otros medios en el caso de productos a granel o listos para el consumo sin envasar como en restauración o catering. Esta exigencia supone un esfuerzo importante para todo el sector, que debe tener identificadas y controladas las posibles contaminaciones cruzadas durante su proceso productivo.

Para ello, todos aquellos operadores que manipulen alimentos, han de tomar una serie de medidas para tratar de, en la medida de lo posible, evitar las contaminaciones cruzadas de alérgenos. Entre estas medidas destacan: establecer unas buenas prácticas de manipulación, realizar una correcta formación a todo el personal, llevar a cabo una buena limpieza y posteriormente poner en marcha un plan de control analítico que permita verificar que todas las medidas puestas están siendo efectivas. El plan de control analítico tiene que incluir tanto materias primas como producto elaborado y superficies que nos permitan verificar la correcta limpieza de las zonas de trabajo.

 

En AENOR Laboratorio se trabajó desde el primer momento, seleccionando aquellos métodos de ensayos que permitían alcanzar límites de detección más bajos, ampliando al mismo tiempo la acreditación para incluir la detección de determinados alérgenos.

 

El Reglamento 1169/2011 identifica también los criterios a la hora de informar sobre los valores nutricionales de los alimentos. Los análisis nutricionales son el método más fiable y preciso a la hora de establecer el etiquetado nutricional y poder dar cumplimento a este requisito del reglamento.

Crisis de la carne de caballo

La gran crisis de la carne de caballo, en 2013, supuso un punto de inflexión en la lucha contra el fraude alimentario. Aunque en años anteriores se habían detectado otros casos, como la adulteración de leche con melanina en China en el año 2008, fue el alcance de esta crisis, que afectó prácticamente a todos los países de la Unión Europea, lo que hizo que saltaran todas las alarmas tanto de la Administración como del sector agroalimentario. Desde el primer momento se pusieron en marcha medidas encaminadas a atajar este problema, por un lado la Unión Europea incrementó los controles dirigidos al control del fraude y creó la red de prevención del fraude alimentario Food Fraude Network (FFN) que facilita la cooperación transfronteriza. El propio sector también actuó en este sentido, como evidencian las sucesivas versiones de los principales referenciales de certificación de seguridad alimentaria BRC e IFS.

Para poder llevar a cabo una correcta lucha contra el fraude los operadores del sector deben realizar una evaluación de riesgo del fraude y determinar los puntos críticos de control teniendo en cuenta, entre otros factores, el historial de fraudes, condiciones geopolíticas, cadena de suministro y homologación y conocimiento de los proveedores, etc. Para verificar la eficacia de estas medidas se debe incluir dentro del plan de control analítico análisis periódicos. Estos análisis vendrán determinados por el tipo de materia prima o producto y los posibles fraudes que se pueden estar produciendo. En este ámbito los laboratorios juegan un papel fundamental en la lucha contra el fraude, porque la realización de análisis es imprescindible para la detección de alimentos fraudulentos. En AENOR Laboratorio se llevan a cabo ensayos empleando distintas metodologías que permiten detectar el fraude alimentario con diferentes metodologías en función de la problemática de cada uno.

Acrilamida

El Reglamento Europeo 2017/2158 establece los niveles de referencia que tienen que cumplir determinados grupos de alimentos entre los que se encuentran; patatas fritas, pan de molde, cereales para desayuno, galletas y café. Los elaboradores de productos de estas familias están obligados a realizar seguimiento del contenido en acrilamida de sus elaboraciones y a la puesta en marcha de medidas que colaboren a la reducción de esta sustancia en sus productos. En AENOR Laboratorio ya se realizaba el análisis de acrilamida previamente a la aprobación del reglamento mediante cromatografía líquida (LC/Ms-MS). Esto ha facilitado en gran medida cumplir con los requisitos técnicos que indica el mismo.

En la actualidad, AENOR Laboratorio está preparado para continuar creciendo y adaptándose a las nuevas necesidades que surjan, trabajando con la misma ilusión y las mismas ganas que hace diez años, sin olvidarnos de su misión y valores.

Experiencias

Análisis para la mejora continua

Xavier Augé
Quality & Food Safety Director IBERIA
Danone

Desde la fundación de DANONE S.A. en el año 1919, la calidad y seguridad alimentaria han sido un compromiso innegociable de la compañía. Por eso, tanto Danone España como el Grupo Danone cuentan con un Sistema de Calidad propio para fijar unos estándares que aseguren la confianza que el consumidor tiene depositada en Danone desde siempre.

 

En el marco de este Sistema de Calidad debemos asegurar y anticipar la realización de cualquier tipo de analítica que identifiquemos en los planes de control de producción, así como cualquier otra analítica identificada en el análisis de riesgos que diseñamos y revisamos anualmente.

 

El Sistema de Calidad controla de manera global nuestros productos y, para ello, es indispensable hoy en día disponer de una red de laboratorios externos reconocidos. Así, estos pueden realizar los análisis que complementan a los que se realizan en las plantas de producción de Danone. Los análisis complementarios, identificados en el análisis de riesgos, pueden ser de diferente índole: validación de resultados de análisis internos (composición, etc.); análisis que no pueden realizarse de forma rápida y precisa en fábrica (azúcares, vitaminas, gluten, etc.); análisis de cumplimiento de requisitos legales para nuevos productos; análisis periódicos de sustancias identificadas en la legislación; y riesgos emergentes.

 

En este contexto contamos con la colaboración AENOR Laboratorio, con el que realizamos algunos de los análisis mencionados. Sin embargo, más allá de efectuar los análisis, es importante contar con un laboratorio que permita una comunicación fácil, organizada y segura de los resultados, así como que cumpla con todos los requisitos de la nueva reglamentación de protección de datos. Además, con AENOR Laboratorio trabajamos en la definición de los muestreos y obtención directa de muestras por su parte, con el fin de dar más rigurosidad y validez a los resultados que se obtienen.

 

En síntesis, con AENOR Laboratorio planificamos, realizamos, chequeamos y definimos planes de acción que nos permiten reiniciar el ciclo de mejora continua de nuestros análisis.

El dilemaEl dilema

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.