Agroalimentario, Consumo y Distribución

Granja Circular: sentido y sostenibilidad para la ganadería del futuro

Nanta ha lanzado Granja Circular, esquema de referencia multidisciplinar que busca demostrar el grado de sostenibilidad de una granja atendiendo a cuatro pilares fundamentales: económico, ambiental, social y bienestar animal. AENOR verifica el enfoque de circularidad de las granjas que trabajan con Nanta en este ambicioso proyecto.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
Carmen Martín de Lara
Directora de Marketing y Comunicación
Grupo Nanta

En el año 2015 la ONU publicó sus recomendaciones, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con el foco en el año 2030. Con los ODS nos invitaban a todos a sumarnos para, mediante un enfoque holístico, empujar a su consecución.

 

Desde el principio, en Nanta fuimos conscientes de que, como miembros de la cadena alimentaria, debíamos incorporarlos a nuestra forma de trabajar y acercarlos a nuestros clientes. En nuestra ambición de formar parte de la solución -no podemos olvidar que en el ODS 17 se nos invita a crear alianzas para conseguir los objetivos- en Nanta comenzamos a trabajar en Granja Circular, conscientes de que los consumidores finales nos reclaman consumir productos más sostenibles y, sobre todo, más responsables. A partir de ese momento comenzamos el desarrollo de este proyecto que, en junio de 2021, Nanta lanzó al mercado.

En Nanta fuimos conscientes de que, como miembros de la cadena alimentaria, debíamos incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU a nuestra forma de trabajar y acercarlos a nuestros clientes

Economía circular

Con Granja Circular, Nanta ofrece una vía para la implementación de la economía circular en las ganaderías de rumiantes. Se trata de un esquema de referencia multidisciplinar que incluye herramientas de cálculo y evaluación con las que poder demostrar el grado de sostenibilidad de una granja atendiendo a cuatro pilares fundamentales:

  • Bienestar de los animales en las granjas.
  • Sostenibilidad medioambiental.
  • Sostenibilidad social, como fundamento de la creación de un medio de vida en la ya famosa “España vaciada”.
  • Sostenibilidad económica, sin la que no tiene fundamento el mantenimiento de una empresa ganadera.

 

De esta forma los ganaderos podrán adelantarse a futuros marcos regulativos más estrictos; responder a los requerimientos de los consumidores, cada vez más conscientes de la necesidad de proteger el planeta y exigentes con el sector; mejorar la rentabilidad económica de las granjas gracias a una mayor eficiencia en el uso de materias primas y fuentes de energía; diferenciar sus productos y abrir nuevos canales de venta; y crear alianzas de futuro.

 

Para construir el modelo, Granja Circular se apoya en un decálogo, que tiene en cuentas los siguientes aspectos:

 

  1. Utilizar la nutrición animal para cuidar el planeta desarrollando dietas enfocadas a evitar la sobreexplotación de los recursos.
  2. Alinear la sanidad animal con la aproximación holística OneHealth.
  3. Hacer del bienestar animal la guía para conseguir una ganadería sostenible.
  4. Incorporar los avances zootécnicos para mejorar la eficiencia productiva.
  5. Luchar contra el cambio climático cuidando el medioambiente y reduciendo las emisiones de los animales.
  6. Contribuir a hacer de la bioseguridad la norma fundamental de la producción ganadera.
  7. Reducir al mínimo los residuos generados por nuestra actividad y por el uso de nuestros productos.
  8. Liderar el avance hacia una economía circular convirtiendo residuos en recursos.
  9. Concienciar acerca de la importancia de tener una mano de obra bien formada y debidamente remunerada.
  10. Adoptar y promover buenas prácticas de planificación y control de los negocios.
Ejemplo del perfil de Buenas Prácticas Disponibles (BPD) en el apartado de la Gestión Nutricional  ...

Ejemplo del perfil de Buenas Prácticas Disponibles (BPD) en el apartado de la Gestión Nutricional en una especie

Medición de la sostenibilidad integral

Este decálogo de Granja Circular genera diez troncos críticos en la sostenibilidad de la ganadería, cuya implementación en una granja y una vez ponderados y auditados, determinarán su perfil de sostenibilidad. Estos troncos están vinculados además en un manual de buenas prácticas disponibles (BPD) para la mejora continua tras los análisis.

 

De acuerdo con esta evaluación y a partir unos indicadores –personalizados a la especie valorada– el programa realiza un informe y las granjas se clasifican en tres categorías: A, B y C según los criterios definidos.

Grado de puntuación decálogo

Grado de puntuación decálogo

Verificado por AENOR

Verificado por AENOR

Sin embargo, en Nanta también teníamos muy claro que para avanzar en este enfoque debíamos tener la credibilidad por parte del mercado. Y es en este momento donde nos ponemos en contacto con AENOR. Para Nanta trabajar con AENOR es algo totalmente interiorizado desde el año 1995. Por ello, cuando percibimos la necesidad de demostrar de forma objetiva lo que significaba el modelo de sostenibilidad Granja Circular para la cadena de alimentación, no dudamos que AENOR tenía que verificar el enfoque de circularidad de las granjas que trabajan con Nanta en este ambicioso proyecto.

 

Se registró la marca Granja Circular y se trabajó codo con codo con AENOR para verificar este sello. Todo ello para darle la credibilidad que demanda el mercado y para trabajar de una forma profesional con este proyecto tan distintivo.

Por parte de Nanta se identificaron 26 granjas interesadas en incorporarse al proyecto Todas ellas fueron auditadas por AENOR y, finalmente, fueron verificadas como Granja Circular 12 de ellas, tanto de leche como de carne. Estas granjas ya han recibido su certificado de conformidad de AENOR, lo que las distingue como granjas pioneras en circularidad. Este certificado tiene una validez de tres años y cuenta con el respaldo y validación por parte de la entidad líder en certificación de sistemas de gestión, productos y servicios. Se trata de un sello de confianza y supone un valor añadido.

Apuesta por la innovación

Nanta es la compañía líder en la fabricación y comercialización de piensos compuestos en la península ibérica. Comenzó su actividad en 1968 y desde entonces el alto grado de compromiso con sus clientes y el mundo de la producción ganadera en general, la tecnología empleada y sus programas de I+D+i y calidad han supuesto un auténtico motor de avance para este sector industrial. Una clara vocación y apuesta por la innovación que la compañía mantiene y mantendrá en el futuro.

Englobada dentro de la multinacional Nutreco, Nanta cuenta con 22 centros de producción dotados de tecnología punta, todos ellos certificados con la Norma ISO 14001 de Sistema de Gestión Ambiental y OHSAS 18001 de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Cabe destacar sobre todo la certificación de seguridad alimentaria FSSC 22000, garantía de la seguridad y la calidad de los productos de la compañía.

 

Entre sus más de 200 productos se encuentran alimentos para porcino blanco e ibérico, para cunicultura y avicultura, para vacuno de carne y de leche, ovino y caprino, y para la alimentación de perros, gatos y caballos.

Números anteriores

Consulta números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utiliza los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de Cookies.