Alimentación y Gran Distribución

Atún de pesca responsable, valor añadido para el consumidor

La pesca del atún extractiva es una actividad que genera sensibilidad tanto en los grupos de interés como en los consumidores, por lo que es importante garantizar aspectos como la trazabilidad del producto o su producción responsable. La certificación AENOR de Atún de Pesca Responsable se convierte en una herramienta que pone en valor el trabajo de la flota atunera y permite que el consumidor identifique buenas prácticas. Para garantizar su origen, AENOR realiza auditorías exhaustivas en las industrias conserveras y en aquellos eslabones intermedios transformadores de atún, poniendo el foco en la trazabilidad al buque atunero.

Atún de pesca responsable, valor añadido para el consumidor
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

En detalle

Video

Atún de Pesca Responsable

Experiencias

Compromiso responsable desde el mar hasta la mesa

Helena Orella
Sustainable Development Manager
Grupo Conservas Garavilla - Bolton Food

En Grupo Conservas Garavilla trabajamos desde hace más de 130 años por garantizar la calidad y la seguridad de nuestros productos desde el mar hasta la mesa.

Experiencias

Credibilidad frente al consumidor

Marta Pagazaurtundua
Directora de Calidad
SALICA Industria Alimentaria

SALICA es una empresa comprometida con la sostenibilidad cuyos principales valores son el respeto, la honestidad y la responsabilidad.

David Verano
Director de Industria Agroalimentaria y Distribución
AENOR

La seguridad alimentaria ha sido tradicionalmente la característica más relacionada con los esquemas de certificación. Sin embargo, en los últimos años los consumidores demandan más transparencia y sus motivaciones de compra están vinculadas con aspectos como la sostenibilidad, poniendo el foco en aspectos como la no sobreexplotación de recursos o las condiciones sociolaborales de los trabajadores. Además, la certificación en el sector agroalimentario está sufriendo un cambio que se dirige de la creación de relaciones de confianza proveedor-distribuidor (B2B) hacia el establecimiento de vínculos de confianza con el consumidor final (B2C). En este marco, los certificados se convierten en una poderosa herramienta cuando se quieren destacar en el producto final características que condicionan la compra del consumidor de un determinado alimento.

 

Entre los aspectos que más interés despiertan en los consumidores destacan el origen (productos locales), productos frescos, productos éticos (bienestar animal), o vuelta a lo tradicional o natural (leche de pastoreo). La sostenibilidad en sus tres vertientes, social, económica y ambiental, junto con la economía circular, también constituye una tendencia que el consumidor demanda a la cadena agroalimentaria. Por otra parte, la globalización, la distribución moderna, el aumento de la población y un mundo en constante cambio son factores que han provocado nuevos hábitos por parte de los consumidores. Además, hay estudios que indican que los alimentos cambiarán más en los próximos años que en los últimos 50, debido justamente a las nuevas tendencias de consumo y, sobre todo, a la transformación digital que está comenzando a llegar al sector. Ahora existen nuevos drivers de compra basados en ciertos valores, como la aplicación de principios éticos en la producción de un alimento y, en general, aquellos aspectos relacionados con la sostenibilidad. Por todo ello, es fundamental que los consumidores dispongan de información clara, rigurosa y sobre todo contrastada por un tercero independiente, como los certificados que emite AENOR, que les permita decidir qué productos del mercado dan respuesta a sus necesidades; e incluso que les ayude a identificar ciertos valoren que comparten con dichos productos.

La publicación de la Norma UNE 195006:2016 Atún de pesca responsable. Buques cerqueros  ...

La publicación de la Norma UNE 195006:2016 Atún de pesca responsable. Buques cerqueros congeladores surge con el objetivo de mejorar la sostenibilidad de la actividad pesquera del atún, cubriendo todos los factores que interfieren en la conservación de los recursos (naturales y humanos). Así, AENOR desarrolló el esquema de certificación de Atún de Pesca Responsable (APR) de acuerdo con dicha norma. El destino fundamental de las extracciones de atún tropical es la industria conservera y, en última instancia, el objetivo final de la certificación es que tanto los operadores intermedios como los consumidores dispongan de la información de las condiciones sostenibles de la actividad pesquera para ayudar en su decisión de compra. En 2017 se certificó un porcentaje elevado de la flota atunera española de acuerdo con la Norma UNE 195006. Ahora, mediante un esquema de trazabilidad (cadena de custodia), se ha conseguido llevar al consumidor el atún pescado de forma responsable en las conservas mediante la certificación AENOR de cadena de custodia. De esta forma, podrá distinguir el atún proveniente de buques certificados en Atún de Pesca Responsable (APR) mediante la Marca AENOR. La certificación APR de la cadena de custodia ofrece garantía al consumidor en un ámbito de interés como es la responsabilidad de las empresas en la pesca extractiva del atún.

La pesca del atún extractiva es una actividad que genera una importante sensibilidad tanto en los grupos de interés como en los consumidores, siendo la sostenibilidad el aspecto más importante que se quiere garantizar. Y, en este ámbito, el certificado AENOR de Atún de Pesca Responsable (APR) basado en la Norma UNE 195006 se convierte en una potente herramienta que garantiza que en los buques atuneros congeladores se contemplan cinco pilares básicos que contribuyen a la sostenibilidad de la actividad de pesca: condiciones de trabajo, control de la actividad de pesca, control marítimo, control sanitario y buenas prácticas pesqueras.

 

El esquema de certificación de AENOR, pionero en el mundo, está muy relacionado con la producción de productos éticos y, entre otros aspectos, garantiza el cumplimiento de las condiciones laborales de los tripulantes de los buques pesqueros según el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) 188, siendo el primer esquema de certificación que garantiza el cumplimento del citado acuerdo de la OIT.

 

 

La certificación APR de AENOR ayuda a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: ODS 8, 12, 14, 16 y 17.

La certificación APR de AENOR ayuda a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: ODS 8, 12, 14, 16 y 17.

La actividad de pesca del atún extractiva tiene impacto sobre el medio marino, pero también sobre la seguridad alimentaria y el personal a bordo de los buques. La Norma UNE 195006 contempla todos los requisitos clave para hacer de la pesca del atún una actividad sostenible en sus tres vertientes; esto es, económica, social y medioambiental, además de poner el foco en el propio control para evitar la llamada pesca ilegal. Dentro de los diferentes bloques de la Norma UNE 195006 se establecen los siguientes requisitos:

 

Condiciones de trabajo. Condiciones sociales y de seguridad en el trabajo alineadas con el Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (edad mínima, reconocimientos médicos, contratos, salarios, horas de descanso, descanso entre campañas, dotación, enfermedad, repatriación, atención médica, prevención de riesgos laborales y seguridad social).

 

Control de la actividad pesquera. Licencia y autorización del Estado de Bandera; autorización de las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP); sistema de localización geográfica por satélite; diario de pesca; control de la actividad pesquera (24 horas al día, los 365 días del año); y certificados de capturas.

 

Control sanitario. Registro sanitario.

 

Control marítimo. Documentación básica del buque; número IMO del sistema mundial de información marítima; clasificación del buque (incluyendo quick freeze cargo); seguro de protección e indemnización; y registro sanitario.

 

Buenas prácticas de pesca. Utilización de plantados que reduzcan el enmalle de especies asociadas; maniobras de liberación de especies asociadas; y observadores a bordo (humanos o electrónicos) en el 100 % de la actividad pesquera.

El esquema de certificación de AENOR, pionero el mundo, está muy relacionado con la producción de productos éticos y, entre otros aspectos, garantiza el cumplimiento de las condiciones laborales de los tripulantes de los buques pesqueros según el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Cadena de custodia del APR

Foto: OPAGAC

Para poner en valor el buen trabajo de la flota española atunera, AENOR ha desarrollado un esquema de certificación de Cadena de Custodia (Trazabilidad) que demuestre que el atún proviene de barcos certificados de acuerdo a los requisitos incluidos en la Norma UNE 195006. Asimismo, el esquema exige que el atún provenga de buques que participan en un Plan de Mejora de la Pesquería (conocido por su acrónimo en inglés, FIP) categorizado como exhaustivo (Comprehensive). El objetivo del FIP es establecer un estándar de pesca atunera de cerco sostenible en todas sus modalidades para contribuir a la viabilidad a largo plazo de la pesquería y poblaciones de atunes.

Para garantizar el origen del Atún APR, AENOR realiza auditorías exhaustivas en las industrias conserveras y en aquellos eslabones intermedios transformadores de atún, poniendo el foco en la trazabilidad al buque atunero. La legislación actual en materia de trazabilidad (Reglamento 178/2002) establece como obligatoria la definida como el paso anterior y el paso posterior en la cadena alimentaria. En la certificación AENOR APR se exige que, partiendo de una conserva de atún o de un alimento que contenga atún como ingrediente con la Marca AENOR, se pueda llegar al buque atunero certificado en según la Norma UNE 195006. Dentro de los requisitos que se auditan en el esquema de Cadena de Custodia APR, se debe disponer de una política de responsabilidad social corporativa, definida, completa e implantada. La política debe tener en cuenta, como mínimo, los siguientes aspectos: enfoque al cliente; responsabilidad medioambiental; sostenibilidad; responsabilidad ética y personal; y requisitos de producto, que incluye seguridad de producto, calidad, legalidad, procesos y especificaciones. Esta política debe ser comunicada a todos los empleados.

 

Asimismo, se dispondrá de una trazabilidad exhaustiva en todos los eslabones de la cadena de suministro llegando siempre al buque certificado APR según la Norma UNE 195006. Los productos sometidos al alcance sólo podrán tener su origen en buques cerqueros, esto es, número IMO del buque, señal de llamada, nombre del buque, estado de pabellón y Organización Regional de Pesca (ORP). Y operadores certificados, incluyendo su adhesión a un Plan de Mejora de la Pesquería FIP e identificado como exhaustivo (Comprehensive). También debe implantarse un procedimiento documentado de identificación y trazabilidad que contemple todo el proceso de elaboración; y que establezca correspondencia entre la entrada de materias primas de aplicación, procesado y distribución del producto terminado.

Partiendo de una conserva de atún, o de un alimento que contenga atún como ingrediente, la Marca AENOR APR permite rastrear su trazabilidad hasta llegar al buque atunero certificado según la Norma UNE 195006

Por otra parte, se debe disponer de medios suficientes para evitar la mezcla de producto certificado por AENOR con las referencias excluidas en todas las etapas de producción de la empresa auditada. Estos medios pueden incluir procedimientos que establezcan separación espacial o temporal de las operaciones; ubicación de los distintos procesamientos; almacenamientos de productos distintos; procedimientos de etiquetado e identificación de productos.

 

En cuanto al sistema de trazabilidad, se someterá a prueba al menos cuatrimestralmente, debiéndose obtener la trazabilidad completa en un plazo máximo de seis horas. El ejercicio incluirá el balance de masas. Asimismo, se deberá garantizar la trazabilidad hacia adelante y con el material en contacto con alimentos. También hay que tener documentado e implementado un procedimiento de control de recepción de materias primas que incluya las acciones que hay que implantar en caso de detección de incidencias que afecten a la definición correcta del lote de envasado. Así, la organización deberá mantener un registro que permita poder calcular los volúmenes de productos certificados que se han comprado y vendido (o recibido y expedido). Por último, se deberá poder correlacionar la materia prima de origen animal certificada que se ha recibido en la empresa con las operaciones o procesos que estos han seguido dentro de la misma.

 

La pesca extractiva del atún es una actividad con gran importancia dentro de la economía pesquera en el ámbito mundial. España ha contado tradicionalmente con una flota innovadora haciendo de la sostenibilidad su bandera desde el inicio. Por otro lado, el control de la actividad de pesca es otro de los pilares fundamentales de la flota atunera española. Según los datos del sector las capturas de atún en el ámbito mundial ascienden a 4.624.882,79 toneladas y las de Atún APR casi alcanzan las 400.000 toneladas, lo que representa en la actualidad más del 8 % de las capturas mundiales.

Video. Atún de Pesca Responsable

Experiencias

Compromiso responsable desde el mar hasta la mesa

Helena Orella
Sustainable Development Manager
Grupo Conservas Garavilla - Bolton Food

En Grupo Conservas Garavilla trabajamos desde hace más de 130 años por garantizar la calidad y la seguridad de nuestros productos desde el mar hasta la mesa. Con una clara apuesta por la innovación, uno de nuestros mayores retos como empresa atunera y conservera es asegurar la sostenibilidad de toda la cadena de custodia. Un compromiso que se traduce en el uso responsable de los recursos pesqueros y, como no podía ser de otra manera, en el cuidado de las personas que trabajan a bordo de nuestros buques.

 

Nuestro proyecto “Calidad Responsable” es un claro ejemplo de esta visión y en este contexto hemos impulsado y apoyado con entusiasmo, desde su origen, la certificación AENOR de Atún de Pesca Responsable; una certificación que verifica el cumplimiento de exigentes estándares medioambientales, sociales y laborales por parte de empresas que, como la nuestra, adquieren este compromiso. Una iniciativa pionera y única en el mundo que, gracias a la implicación de OPAGAC, AENOR, la Administración y las principales instituciones cinetíficas ha hecho posible que nuestra visión histórica sobre la necesidad de cuidar del mar y de las personas sea ahora compartida con los consumidores, cada vez más conscientes y responsables, pudiendo ahora elegir productos con la garantía que ofrece este sello. El compromiso puede ahora demostrarse.

 

Esta certificación, que además garantiza algo tan fundamental como la seguridad marítima de las tripulaciones y el control de la actividad pesquera, evitando la sobrepesca y la pesca ilegal, constituye un enorme éxito que sitúa al sector pesquero español y a las empresas voluntariamente adheridas, en posiciones de liderazgo internacional, impulsando y poniendo en práctica un concepto de sostenibilidad único en el mundo del mar y visibilizando la importancia entrelazada de sus tres dimensiones: la económica, la social y la medioambiental.

 

Este camino que ahora comenzamos constituye un paso más en la consolidación del compromiso responsable por parte de la industria atunera.

Experiencias

Credibilidad frente al consumidor

Marta Pagazaurtundua
Directora de Calidad
SALICA Industria Alimentaria

SALICA es una empresa comprometida con la sostenibilidad cuyos principales valores son el respeto, la honestidad y la responsabilidad. Estos valores, junto con la posición que ocupamos en la cadena de suministro, nos convierten en el nexo entre el consumidor y la gente de la mar, y nos permite acercar dos mundos tan diferentes, convirtiéndonos en una figura relevante que ostenta una gran responsabilidad.

 

Debemos ser capaces de ofrecer al consumidor atún con todas las garantías, sin menoscabar el recurso pesquero, su hábitat, ni los derechos de quienes, alejados de sus hogares durante largos periodos de tiempo, lo capturan para ponerlo en nuestra mesa.

 

Este compromiso, que gustosamente asumimos, forma parte de nuestro ADN. Sin embargo, somos conscientes de nuestras limitaciones a la hora de transmitir al consumidor todo lo que ello implica. Para lograrlo hemos confiado en la experiencia y la dilatada trayectoria de AENOR en el ámbito de la certificación, en su credibilidad frente al consumidor y en su “Reglamento Particular para la certificación de la Cadena de Custodia de AENOR hasta buque cerquero congelador certificado por AENOR bajo la Norma UNE 195006”.

 

La visibilidad y reconocimiento por parte del consumidor del sello AENOR Conform, junto con la experiencia adquirida por AENOR durante el proceso de auditoría y certificación de los buques cerqueros de acuerdo con la Norma UNE 195006, son fundamentales. Estamos convencidos de que el sello AENOR Conform en nuestros productos CAMPOS es la mejor herramienta de comunicación posible para tender puentes de confianza entre el consumidor y el sector pesquero.

Números anteriores

Consulte números anteriores en esta sección, los números a partir de marzo de 2018 están disponibles en versión Online y todos están disponibles para descarga en PDF. Utilice los cursores o desplace las revistas para acceder a los contenidos.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.